Julia Navarro – Escaño Cero – Doña Sofía dixit


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

En estos días han visto la luz varios libros sobre la Reina doña Sofía. El motivo es que ha cumplido setenta años,y por tanto es una buena ocasión para asomarse a su vida. Quienes lo han hecho han intentado contarnos en sus librós quién es y cómo es doña Sofía, y ciertamente hay unanimidad al describirla como una mujer sinceramente preocupada y comprometida con lo que sucede a su alrededor.

Creo que doña Sofía va a ser la última reina tal y como los ciudadanos pensamos que debe de ser una reina. Y es que ser reina es una parte de su naturaleza, no es algo que haya tenido que improvisar. Esa naturalidad para ser lo que es es lo que ha hecho de nuestra reina un personaje respetado por todos, incluidos los que no son monárquicos. La reina en alguno de éstos libros se ha «confesado», ha expresado opiniones sobre distinttas cuestiones de la vida cotidiana, de la política, de su familia, etc., y esas opiniones algunos las han criticado como Gaspar LLamazares.

Al dirigente de IU no le gusta que doña Sofía se haya manifestado, con mucha prudencia que todo hay que decirlo,sobre el matrimonio entre homoxesuales. La reina, atinadamente, no se ha manifestado en contra, simplemente ha dicho que esas uniones no deberían llamarse matrimonio. De manera que no es que doña Sofía se haya decantado por la merma de ningún derecho. A Llamazares tampoco le ha gustado que la Reina se muestre contraria al aborto o a la eutanasia.

La verdad es que leídas las respuestas de doña Sofía, si Llamazares se escandaliza es porque quiere, porque son respuestas medidas, porque la reina ha evitado meterse en cuestiones políticas; ahora bien ¿por qué debe de estar a favor de la eutanasia? Hay cuestiones que afectan a la conciencia de las personas, y la reina tiene todo el derecho de manifestar lo que crea conveniente de asuntos que afectan a su propia conciencia como es la eutanasia por no ir más lejos.

Pero más allá de que haya quienes de manera cortesana alaben cuanto hace la Familia Real, y haya otros que les critiquen de manera ramplona, lo cierto es que hace unos años nadie se hubiera atrevido a hacer la más mínima crítica al menos en público.

Yo diría que la Familia Real está perdiendo ese «estado de gracia» que ha tenido desde la Transición, y que hoy hay muchos ciudadanos que, sin descalificarles, simplemente empiezan a sentirse más libres para cuestionar en voz alta el sentido de la Monarquía. Realmente la Familia Real notiene nada que temer de los bárbaros que queman sus fotos o de quienes les insultan, el problema no lo tienen ahí, sino, ya digo, entre quienes se preguntan por la virtualidad de la Monarquía hoy en día.

Hay una generacion, la de la Transición, que no cuestiona la Monarquia, y en esa generación se incluyen la izquierda y la derecha. Una generación que aprecia el papel de los Reyes, especialmente el del Rey en la consolidación de la democracia. En mi opinión, los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía serán Reyes hasta el último minuto de su vida porque nadie les cuestionará su derecho a serlo, otra cosa es lo que suceda en el futuro, y ese es un interrogante que, guste o no guste, cada día se abre más.

Por eso, algunos vemos a doña Sofía como la última gran Reina. No le fue fácil conquistar el afectod e los españoles, pero lo ha logrado y ese afecto hoy es tan sólido como una roca. Merece la pena leer algunos de los libros que se han publicado sobre doña Sofía porque nos desvelan algunos retazos de su personalidad, una personalidad rica y compleja de una mujer que ha sabido ser una gran reina de España.

Julia Navarro.

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído