Fernando Jáuregui – No te va a gustar – Lo que mande Obama


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Dice el portavoz (debe ser accidental) del gobierno y de Defensa, don José Blanco (a quien no le corresponderían estos menesteres, pero en fin…), que Zapatero le ha comunicado que no pensamos los españoles incrementar el número de nuestros soldados en Afganistán, que son ya cerca de ochocientos. Pero no estoy seguro de que esta predicción, o declaración de intenciones, llegue a cumplirse. Más bien estoy casi seguro de lo contrario. Las circunstancias mandan y ahora las circunstancias se llaman Barack Obama. Si Obama dice que hay que enviar más tropas al inhóspito país y que la cuota española ha de crecer, pues se hace crecer, y en paz. No creo que estemos ahora como para permitirnos desoír la voz del Imperio, que viene con bríos renacidos: Zapatero quiere, y me parece que acierta, convertirse en un aliado privilegiado -lo más privilegiado posible, claro- de quien ahora acapara las miradas, los anhelos y las esperanzas del mundo entero. Y eso no se hará sin aceptar con rostro gozoso las primeras indicaciones que lleguen de Washington.

Lo único que nos cabe pedir es, en este contexto en el que resulta imposible que nuestra voluntad se cumpla -las encuestas muestran que una abrumadora mayoría de españoles quieren que nuestros soldados abandonen Afganistán, porque no comprenden qué pintamos allí-, que al menos nos digan la verdad. Que no se enmascare más lo que es una guerra, un conflicto de civilizaciones, hablándonos de lo contrario: de alianza de civilizaciones, de misiones de paz o de acciones benéficas. No es cierto, y así hay que señalarlo: ni misiones de paz, ni acciones humanitarias, ni alianza de civilizaciones que no quieren aliarse. Hablemos, si ustedes quieren, de la defensa del concepto occidental de la libertad en el mundo, o de acción preventiva contra el terrorismo islamista. ¿Tan complicado resulta presentarlo así? Tengo la sensación de que el gobierno español se ha dado cuenta de su error y de que ya está comenzando a virar en este sentido sobre lo que fueron sus posiciones iniciales.

Si hay que ir a la guerra, se va a la guerra -¿nos queda otro remedio?-. Pero que no nos tomen por menores de edad. Seguro que no es eso lo que Obama ordena; a él le va a bastar con que los anuncios del vicesecretario general del PSOE no se cumplan y que España envíe, que ya verán cómo nos lo pide, más militares al volcán afgano. Y no para construir carreteras, precisamente.

Fernando Jáuregui.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído