José Cavero – Comprensión y fricciones


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Las relaciones entre Gobierno y Oposición muy a menudo pasan por situaciones de colaboración y distanciamiento, de comprensión y de fricciones y tensiones. A menudo, se encadenan esas situaciones a primera vista contradictorias, de las que dio buen ejemplo la jornada de este último miércoles, que se abría, una vez más, con los rifirrafes de Zapatero y Rajoy, y de De la Vega y Sáenz de Santamaría, pero que luego atravesaban otros momentos mucho más dulces y comprensivos, como el momento en el que Trillo confirma que el PP está bien informado de los cambios de ubicación de presos etarras, o el momento en el que Moratinos confirma la existencia de un documento Aznar-Bush sobre los vuelos de la CIA con talibanes, pero al mismo tiempo sorprende al sostener que tales vuelos no se llegaron a producir nunca. Cal y arena, por consiguiente, en la relación de Gobierno y primer partido de la Oposición…

¿Qué es lo más sorprendente en toda esta relación de acontecimientos? Sorprende poco que los dos máximos líderes «actúen» en el Congreso «a cara de perro», incluso en cuestiones esenciales como el paro y cómo afrontarlo. Pero en esa materia, ambos dirigentes saben que se la juegan a una sola carta, y que no pueden ceder al contrario. Zapatero atizxa al adversario reprochándole que no tiene ideas ni proyectos, y que no duda en sumarse a Esquerra con tal de desgastar al Gobierno. Y Rajoy tampoco duda en emplear golpes bajos: Zapatero es sinónimo de desempleado… Otro tanto sucede entre la vicepresidenta del Gobierno y la portavoz del PP, cuyo desparpajo ha crecido muchos enteros en los últimos tiempos, y que llega a provocar crispación en su oponente, siempre dispuesta a «machacar» a la imprudente aspirante…

Luego es el tiempo de los técnicos: Federico Trillo de un lado, y Miguel Angel Moratinos, de otro, cumplieron ayer el papel de atribuir «al césar lo que es del césar». Si el PSOE lo hace bien, y lo cuenta, cambiando de lugar a etarras presos, ¿por qué contribuir a la impresión de que ésta es otra papeleta de confrontación. Y si Aznar firmó pero no se llegaron a producir los vuelos de la CIA con presos talibanes con dirección a Guantánamo, ¿por qué no admitirlo de ese modo? Aznar pactó con Bush, pero aquella fue una decisión de la OTAN… Aunque a los espectadores pueda resultar difícil de entender, toda vez que se ha informado profusamente de esos vuelos a través de España. ¿Ahora resulta que nunca llegó a haberlos, pese a estar autorizados?

A los dos grandes partidos suelen «descolocarle» en mayor medida los episodios que protagonizan elementos externos y a menudo descontrolados: Joan Tardá y su republicanismo vociferante, Pedro Castro «el insultador», que sitúa a la FEMP al borde de una severa crisis, Rosa Díaz, siempre dispuesta a «morder» a sus antiguos colegas socialistas, y en particular a Zapatero, o José Montill, atento siempre a la cuestión de la financiación autonómica de su Cataluña adoptiva…

Y a esos «mimbres» de primera o de segunda categoría, hay que añadir otros cuantos personajes que suelen aportar novedades de relieve: Carme Chacón, por ejemplo, no suele dar «puntada sin hilo». Sus intervenciones son contadas, pero medidas y no suelen provocar tensiones en el bando contrario. Es la personificación de la profesionalidad y el esmero, incluso en la presentación formal de sus proyectos, con gran despliegue de gestos y manos…

José Cavero.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído