Cayetano González – IU tiene un problema


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

Izquierda Unida acaba de elegir este pasado fin de semana a un nuevo coordinador general, en sustitución de Gaspar Llamazares. El elegido, con el 55% de los votos del Consejo Político Federal -al menos, podrán presumir que no ha sido una elección «a la búlgara»- se llama Cayo Lara, un manchego de 56 años, ex -líder sindical agrario en su Comunidad Autónoma y un perfecto desconocido en el panorama político nacional.

En las elecciones generales del pasado mes de marzo, Izquierda Unida tuvo un malísimo resultado: no llegó al millón de votos (969.946) y solo obtuvo dos diputados, Gaspar Llamazares y Joan Herrera. Con respecto a las generales del 2004, cuando ganó el PSOE, IU retrocedió en las elecciones de hace nueve meses, 300.000 votos y tres diputados. Era evidente que había que cambiar de líder, para intentar parar la caída libre en la que se encontraba esta federación de partidos de izquierda. ¿Lo conseguirá el nuevo responsable?

Va a tener varios problemas, que fundamentalmente se reducen a uno: Zapatero, utilizando la terminología deportiva, le ha achicado tanto los espacios a IU, que prácticamente le ha dejado sin terreno donde desenvolverse. Todas las «banderas» tradicionales de la izquierda han sido enarboladas por el actual Presidente del Gobierno: desde la retirada de las tropas de Irak, hasta la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo, pasando por la ampliación de la ley del aborto o la ley de igualdad o de violencia de género. Si a esto se une la imagen de absoluta sumisión al PSOE que ha dado IU desde que en el año 2000 el «califa» Anguita le pasó el relevo a Llamazares, la debacle estaba servida. La gente, entre el original y la fotocopia siempre opta por la primera. Y esto es lo que ha pasado de manera evidente en las últimas citas electorales, donde ha habido un voto útil de la izquierda al PSOE, en detrimento de IU.

Tampoco ha sido ajena a toda esta situación y será algo que al nuevo coordinador general le seguirá creando problemas, la postura política mantenida por Izquierda Unida en el País Vasco, con Javier Madrazo a la cabeza, apoyando sin ningún rubor los diversos planes independentistas y secesionistas del lehendakari Ibarretxe, así como manteniendo en ocasiones posturas tibias y comprensivas hacia el entorno político que apoya a ETA, llámese ANV o PCTV.

El único resquicio que le queda a IU y a su nuevo coordinador general es el de liderar el cada vez mayor descontento social producido por los efectos demoledores de la crisis económica. «En este País, si se continua así, tendrá que haber una huelga general, para decirle al poder y a los poderosos que no vamos a ningún lado» ha dicho Cayo Lara tras resultar elegido. Como declaración de intenciones no está mal, pero tendrá que empezar por convencer a su «desmovilizado» sindicato hermano, Comisiones Obreras.

Cayetano González.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído