José Cavero – El PCE, al poder en IU


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

Se acabó la interinidad en el «mando unificado» de Izquierda unida, y regresa al mando el PCE, el más veterano de os integrantes de la coalición de izquierdas que ha tenido en los últimos años, y desde la caída de Carrillo, distintos y más o menos fugaces dirigentes: desde Julio Anguita al reciente Gaspar Llamazares. Ahora el personaje a seguir se llama Cayo Lara, nuevo coordinador del grupo, elegido con el 55 por 100 de los votos de los compromisarios, representantes, a su vez, de los 55.000 afiliados con que IU cuenta.

IU ha tardado un mes en elegir al sucesor de Llamazares, un mes de interinidad, desde que la Asamblea de IU se cerrara en falso. Cayo Lara llega a esta máxima representación de la izquierda desde su condición de líder sindical agrario manchego, antiguo responsable del COAG y uno de los principales «azotes» de José Hernando, El Pocero, y de su megalópolis de Seseña… Y con un propósito claro: le consta que los votantes de reclaman mayor distancia frente al PSOE. Entiende que ha habido un exceso de dependencia respecto al Partido Socialista. Las críticas a la actuación del gobierno socialista son severas: el gobierno socialista coge el dinero de los contribuyentes para tapar los agujeros negros de los banco… Dice también que no entiende ser del PCE sin ser también de IU, y que quiere ser el coordinador de todos, y que no se repetirá la situación de tener en el seno de IU, al mismo tiempo, un Gobierno y una oposición… Y luego, su propósito de entenderse con los nacionalistas, pero dejando claro que IU no está por la independencia. Con una llamada clara a los correligionarios vascos de Madrazo, en los últimos años perfectamente alineados y colaboradores del PNV gobernante: Ni nosotros podemos dañar a los compañeros del País Vasco ni ellos al conjunto de IU.

Y luego, la visión de la actualidad: «Si esto sigue así, si el Gobierno prosigue con su actual política, proclama Cayo Lara, habrá que ir a la huelga general». Frente a la crisis financiera y económica, IU propone un nuevo modelo productivo con las características de «sostenible, equitativo y eficiente», y que se sustente en el pleno empleo de calidad y en desarrollar el Estado del bienestar. No hay duda de que Cayo Lara se propone recuperar un papel de mucho mayor protagonismo que el que ha tenido la IU de los dirigentes anteriores. La movilización de los ciudadanos pudiera ser uno de los procedimientos «para recuperar la calle». Pero, de momento, a plazo más corto, Cayo Lara tratará de «reflotar IU». Para ello, pretende Cayo Lara que en la dirección del grupo estén representadas todas las «familias» de esta fuerza de izquierdas que en los últimos años han venido padeciendo una formidable sangría de militancia y de votos . Y ésa habrá de ser la primera de las cuestiones que plantee a la sociedad española: Si tiene sentido la pervivencia de IU y del PCE, o, por el contrario, como ha venido sucediendo últimamente, toda la izquierda la deberá seguir personalizando y representando el PSOE.

Ocho años ha dirigido IU el asturiano Llamazares. Ahora, dicen los nuevos dirigentes, se trata de enterrar el hacha de guerra en el seno de IU y, con una dirección colegiada, recuperar la imagen de un partido mucho menos grato para los poderosos. Lara, precisamente, entiende que los poderosos deben saber que el camino que se está siguiendo no es el correcto. No hay duda de que la eventualidad de una movilización popular inquietará a más de uno.

José Cavero.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído