Carmen Tomás – ¿Solbes mayor?


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, ha dicho en las últimas horas que a ciertas edades hay que pensar en hacer otras cosas en la vida. Pienso que tiene razón. Se pueden y se deben hacer otras cosas, pero sobre todo hacer bien las que se hacen y abandonar si se cree que las cosas encomendadas no se están haciendo bien. Lo suyo, lo digno, lo serio, sería por tanto que si Solbes piensa que ya no puede con la cartera se vaya a hacer esas otras cosas que parece que echa de menos.

La verdad es que peor no lo ha podido hacer. Unas veces por decisión personal, otras veces animado por terceros o sencillamente por estar desbordado por la realidad, hemos perdido un tiempo precioso que ahora pagaremos todos. Claro que recordamos cuántas medidas de las que ha puesto encima de la mesa Zapatero no eran compartidas por Solbes. Sin embargo, las ha firmado, incluso avalado en público. Así que ha sido tan responsable como su jefe. No vale escudarse ahora en la edad para decirnos que está cansado -cosa que ya sabíamos desde hace años-. Lo que ocurre, a mi modesto entender, es que el vicepresidente está desbordado e incapacitado para inspirar en los ciudadanos ni un ápice de confianza. Nos ha mentido tanto que ya cualquier cosa que diga cae en saco roto. Y estamos ante una crisis financiera y una crisis de la economía real. Pero, sobre todo, estamos ante una crisis de confianza en un gobierno que no es capaz de transmitir que sabe lo que pasa y cómo solucionarlo. Un gobierno que tras un año y medio tocando el violón aún no es capaz de diagnosticar nuestra enfermedad, aunque se lo hayan dicho en todos los idiomas.

Siempre he pensado que es mejor ponerse una vez rojo que cien morado. Así que haría muy bien Solbes en tirar la toalla y que Zapatero siga asumiendo su mala gestión sin el parapeto de su vicepresidente. Cuando le echen ya no habrá salvación. Le caerán todos los males del infierno, de los que es responsable y de los que no lo ha sido directamente. No habrá piedad y será además desde dentro desde donde le vendrá la crítica más ácida. ¿Tantos años en la política y aún no sabe cómo se pagan en este país los servicios prestados?

Carmen Tomás.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído