Fernando Jáuregui – No te va a gustar – Yo quiero que gane Patxi López


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

Se supone que el voto es secreto y que un periodista no debe, en ningún caso, decir a quién vota o no vota. Ha sido mi regla siempre. Sin embargo, esta columna la voy a escribir como periodista, pero anteponiendo mi condición, también inexcusable e indeclinable, de español y ciudadano. Así que, teniendo en cuenta que no puedo ejercer mi derecho al sufragio en el País Vasco, me permito y necesito gritar que no quiero que vuelva a ganar Ibarretxe.

Yo nunca le votaría, si pudiese no hacerlo. Ojo, no digo que no quiero que gane el PNV, que tanto Urkullu como su antecesor, Imaz, son gente razonable, defiendan las ideas que defiendan, por más que no sean las mías. Lo que me parece tremendo es que pueda ganar un personaje como Ibarretxe, el gran equivocado de la política, el hombre que nada quiere saber con «los periodistas de Madrid» -ni, en general, con Madrid–, el tozudo inflexible que siempre, siempre, cree tener la razón, el rupturista, el sectario, el hombre tan laberíntico que todos le llaman ya «el marciano».

Prefiero la política del diálogo a la de la confrontación; la del acuerdo a la ruptura. Prefiero la inteligencia a la tozudez, lo cosmopolita a lo aldeano. Por eso quiero que gane Patxi López, el candidato socialista, preferiblemente apoyado por el «nuevo» Partido Popular vasco, que ha renunciado a su dogmatismo.

Ha llegado la hora del cambio en nuestra Euskadi, el momento de la colaboración con Madrid, no del plante constante contra Madrid. La hora de construir, desde la autonomía, una Euskadi del diálogo y de la incomprensión frente a ETA. Admito que me sentiré mucho más a salvo de los ataques irracionales de la banda, como el de este lunes en Madrid, con un frente en el que el nacionalismo no pueda mostrarse «comprensivo» con los cachorros de la banda. Y eso que sé y comprendo que, hoy por hoy, las del PNV son las siglas más odiadas por los terroristas.

Estamos en una era global en la que algunos de los planteamientos aislacionistas que se hacen en el País Vasco carecen ya de sentido. ¿Ha llegado también esa nueva era a los prados aún controlados por el «pensamiento» sabiniano? Voto por ello, si me dejan.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído