José Cavero – La campaña y las tramas


Estaba por ver si las revelaciones sobre las tramas de los comisionistas a costa del PP seguirán prevaleciendo sobre la campaña electoral, o si finalmente se impondrían los eslóganes de la campaña propiamente dicha, que este pasado fin de semana tuvo completa realización en Euskadi y en Galicia, con muchos líderes y buen tiempo generalizado…

Los escándalos han estado presentes en muchos mítines, como no podía ser de otro modo. Zapatero, en particular, hizo referencia a la situación. «A ver si el PP supera sus líos internos y arrima el hombro», dijo en La Coruña. Y dijo de Rajoy que «hay bastantes esperando a ver cuándo le suceden».

En el mismo mensaje insistió también José Blanco: Alguien, en el PP, está moviendo por detrás los hilillos para suceder a Mariano Rajoy. A su vez, replicaba en PP en distintos escenarios: Rajoy decía en Euskadi que los socialistas hablaban de regeneración democrática y nos han dado degeneración democrática… El PP no está en venta. No somos como el PSE, la muleta del PNV.

Al margen de las soflamas electorales, se dio a conocer el resultado de una encuesta, en La Voz de Galicia ayer y hoy en La Razón, que indica la probabilidad de que el PP pierda dos escaños en las elecciones de marzo. No hay coincidencia en los detalles: según el primero de los diarios, el PSOE sería el ganador de ambas plazas, mientras que La Razón dice que el PP cedería uno a cada uno de sus dos adversarios del bipartito.

En otro diario, La Verdad de Murcia, se ha asegurado con gran despliegue tipográfico que Rajoy ha abortado un complot en el PP que pretendía echarle tras las elecciones de marzo. Según esta sorprendente información del diario murciano, descontentos con el líder popular, querían forzar un congreso extraordinario. Añade la crónica de La Verdad que los críticos del partido dan por perdidos los comicios gallegos y vascos.

Soraya Sáenz de Santamaria, por el contrario, dice hoy a La Razón que no percibe que se esté cuestionando el liderazgo de Rajoy, que «está demostrando que estamos fuertes frente a cualquier cosa que se nos ponga por delante».

De la trama de los comisionistas del PP habla, también la portavoz del PP, pero mucho más contemporizadora y menos beligerante que en ocasiones anteriores. Dice ahora que «estamos ante una trama y una operación muy grave, no solamente contra el PP, sino también contra el Estado de derecho». Y que los hechos deben investigarse hasta el final.

En cuanto al PSOE, una información que hoy proporciona La Vanguardia asegura que Zapatero «teme el ascenso de Gallardón» y que el PSOE teme que la trama que afecta al PP, que está erosionando la imagen de Rajoy y de Aguirre, pudiera, en cambio, propulsar al alcalde de Madrid, «una pieza electoralmente imbatida por el PSOE».

Otros analistas invitan a observar el alto grado de rechazado que registra la personalidad de Gallardón entre sus propios correligionarios, a quienes sus actitudes están lejos de complacer. En todo caso, una circunstancia sí parece que preocupa a los dos grandes dirigentes políticos: la desmovilización política que podría estarse produciendo como consecuencia y efecto de los escándalos derivados de las tramas que protagonizan determinados políticos y «sus alrededores», los aprovechados con pocos escrúpulos. Tanto en Galicia como en Euskadi, parece evidente esa escasa «afición» de los electores.

Curiosamente, en las filas del PNV, Urkullu e Ibarretxe, discrepantes en tantas cosas, han sido coincidentes esta vez en la necesidad de que su partido, el PNV, despierte», ante el riesgo de que el PSE de Patxi López los supere en votos y escaños.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído