Fernando Jáuregui – No te va a gustar – Pues nada, que no hay más cambios de ministros


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

Si nos atendemos a lo que José Luis Rodríguez Zapatero afirmó en su entrevista televisiva en A3 con la periodista Gloria Lomana habrá que concluir que no tiene la menor intención de cambiar a más ministros, tras la dimisión -que no cese, insistió ZP_ del titular de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. Especiales elogios merecieron, de boca del presidente, los integrantes del equipo económico, en general, y el «bromista» Pedro Solbes -bromista, en la versión presidencial, por decir que envidiaba a Bermejo por estar fuera del gobierno-, en particular.

Curioso, muy curioso, este cerrarse en las tablas de la no remodelación ministerial, a mi juicio, fue lo más notable de las declaraciones de Zapatero en un interrogatorio televisivo que tuvo momentos irregulares, es la verdad. Digo que es curioso porque es un clamor la necesidad y la inevitabilidad de proceder a una reestructuración de una parte sustancial del elenco ministerial y, concretamente, mire usted por dónde, de un equipo económico que ni se coordina, ni tiene ganas de seguir adelante, ni alberga -caso de Miguel Sebastián_ otras ideas que no sean aquellas que generan una cierta perplejidad, por decir lo menos, en la opinión pública. Lástima que no hubiese oportunidad de conocer la opinión del presidente acerca de la trayectoria de su equipo, ministerio por ministerio: no todos tienen, me temo, una fácil defensa.

Hemos asistido, en fin, a la representación de un Zapatero ojeroso, pero firme en su sonrisa -a veces con un poco de rechifla hacia quien le interrogaba-. Optimista, al menos en apariencia. No se deja vencer por las circunstancias y se le nota la juerga cuando la interrogadora le pregunta si está en su peor momento político. Hombre, vino a decir el presidente, viendo cómo están los demás*

Pues eso: que más de lo mismo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído