¡Qué pena!

Lo que está pasando estos días en España no tiene nombre. Mientras unos estamos trabajando para acercar nuestras propuestas a los ciudadanos y sepan lo que van a votar, tanto en Galicia como en País Vasco, otros se dedican a lanzar sospechas y a señalar con el dedo sin más.

Sigo sin explicarme cómo es posible que el juez Garzón pueda llevar la instrucción de esta causa, cuando sabemos que su objetividad es cero. Recordemos que fue número dos por Madrid con el PSOE y diputado por el mismo partido.

Los gallegos me lo dicen cuando voy por la calle, o en los actos electorales.

«Ana, no entendemos qué está pasando. Queremos unas elecciones en paz y poder pensar con tranquilidad». No puedo por menos que darles la razón.

Pero lo peor es comprobar sobre el terreno que en nuestra querida tierra, en Galicia, que hacen falta tantas cosas importantes, como es que el AVE llegue o que nuestros mayores tengan mejores servicios como dependientes que son la mayoría, el Gobierno bipartito, el que se ha formado contra la voluntad de las urnas, se dedique a gastarse el dinero que a las familias les cuesta tanto ganar.

La fotografía de Anxo Quintana en un yate con un empresario que unos meses después ha conseguido un concurso eólico fallado por la Xunta no suena muy bien que digamos.

¡Es que estamos conociendo una detrás de otra! ¡¡Sabemos que la Xunta ha gastado medio millón de euros en muebles para dos oficinas¡¡

Ahora, Emilio Pérez Touriño está desesperado y promete ayudas a los votantes que están sin trabajo. Ahora, que la productividad está en descenso, no se le ocurre otra cosa que tirar del dinero de los contribuyentes… eso sí, cuando gane las elecciones. Yo me pregunto por qué no se ha dedicado a trabajar para mejorar la productividad. Ha tenido 4 años para emplearse a ello. Sin embargo, se ha dedicado a despilfarrar el dinero de todos nosotros en lujos asiáticos que atentan a los mínimos parámetros a los que hay que responder cuando uno es un gestor del dinero de otros.

Francamente, me da mucha pena que pase todo esto. Estuve visitando una residencia de mayores y no podía dejar de pensar en la cantidad de cosas que se pueden hacer para favorecerles empleando el dinero en lo que hay que hacerlo.

Es el dinero de los ciudadanos. No es nuestro, Nosotros estamos para gestionar y para ofrecer políticas que contribuyan a que todos vivamos mejor.

Yo creo que Alberto Núñez Feijoo lo tiene tan claro como el resto de nosotros. Será un buen presidente. Estoy convencida de ello.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído