Pedro Calvo Hernando – Pronto tendremos que arrepentirnos


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

Las horas que faltan para la jornada electoral son un espacio de ansiedad, convertido en miedo-pánico para el PP en lo que se refiere a los resultados de Galicia, que es donde los adversarios internos de Rajoy han situado el explosivo capaz de llevárselo por delante. Si el partido no recupera la Xunta, Rajoy y el PP entran en una etapa convulsiva, más peligrosa que la que siguió a la derrota en las elecciones generales de hace un año. En cuanto al País Vasco, no se juegan gran cosa, a no ser que se produjera una caída considerable, algo no muy probable.

El PSOE, por su parte, y el presidente Zapatero, se juegan más en Galicia que en Euskadi, pues pueden perder la primera, lo que sería un balón de oxígeno, o algo más, para Rajoy y su facción. Se juegan menos en Euskadi, pues en caso de que no alcancen resultados capaces de llevarlos al Gobierno, eso no sería ninguna novedad, pues es lo que había sucedido siempre. La posible victoria socialista en las dos comunidades supondría un fuerte espaldarazo para Zapatero y su Gobierno, que los llevaría derechos a otra victoria electoral en las europeas del mes de junio.

Y en los días que preceden a las elecciones del domingo, campaña electoral incluida, los dirigentes de la derecha han proseguido su histérica campaña contra el juez Garzón y demás instituciones, con el propósito evidente de tapar la ola de corrupción que les aqueja, en lugar de esforzarse en facilitar la acción de la Justicia. Por ejemplo, hay que expulsar inmediatamente a todos los implicados, como acaba de hacer el PSOE por un caso en un pueblo de Málaga.

Han llegado a extremos desconocidos y han pasado por encima de la verdad, del respeto a las personas y de la observancia de las reglas del Estado democrático, lo que supone supeditarlo todo a sus intereses personales y de partido. Han contado con la complicidad y la colaboración de no pocos de manera vergonzosa, lo que entraña entre todos una agresión a la democracia. Estoy seguro de que muy pronto tendremos que arrepentirnos todos, y el primero el Gobierno, de la flojera y pasividad ante tanta acción devastadora.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído