Julia Navarro – Escaño Cero – Rajoy salva los muebles


MADRID, 1 (OTR/PRESS)

Mariano Rajoy puede respirar tranquilo, el resultado electoral en Galicia ha sido rotundo: mayoría absoluta para el Partido Popular. El éxito de Núñez Feijoo es el éxito de Mariano Rajoy porque el líder del PP se había implicado a fondo en la campaña electoral recorriendo pueblo por pueblo, y aldea por aldea.

Mal lo ha hecho el bipartido gallego formado por socialistas y por el Bloque para que tan solo cuatro años después el PP recobre el gobierno gallego. Es de suponer que los socialistas harán una reflexión profunda sobre lo sucedido en Galicia, donde si Mariano Rajoy se ha volcado apoyando a los suyos, el presidente Zapatero y los ministros se han implicado a tope en la campaña para apoyar a Emilio Pérez Touriño. De manera que así como el triunfo de Núñez Feijoo es también el triunfo de Rajoy el fracaso de Pérez Touriño lo es también de Zapatero, con el agravante de que es el primer revés que sufre el presidente desde que iniciara su carrera imparable en aquel congreso del PSOE en que salió elegido secretario general.

En cuanto a los resultados electorales del País Vasco, se ha producido un vuelco histórico. Patxi López ha conseguido un aumento considerable de escaños para el Partido Socialista pero sobre todo lo que se ha producido en el País Vasco es que los votantes autonomistas y constitucionalistas son más que los nacionalistas. Es de suponer que Patxi López tomara nota de este deseo de cambio de los ciudadanos vascos y dará un paso al frente presentándose a la investidura como lehendakari.

También hay que destacar los escaños obtenidos por Aralar y la entrada en el Parlamento vasco de UpyD el partido de Rosa Díez. Es evidente que los votantes abertzales han dado su voto a Aralar. En cuanto al PP ha perdido dos escaños, sin embargo sus trece escaños pueden ser decisivos para que se produzca un cambio decisivo: que cambie el color del gobierno vasco. De manera que aunque el resultado no es bueno, y aquí si Rajoy tendrá que sacar consecuencias, le salva el poder convertirse en el árbitro de la situación.

Tanto las elecciones en Galicia como en el País Vasco dejan una evidencia: los ciudadanos han votado cambio y hay un retroceso del nacionalismo. Ahora queda por ver que lección sacan los líderes políticos de éstas elecciones.

Julia Navarro

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído