Carlos Carnicero – El PSOE y la tentación nacionalista


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

Todavía hace falta tiempo e información para escrutar en las razones por las que el PSOE ha perdido el gobierno de la Xunta de Galicia. Pero hay algunos indicios de que el maridaje con el Bloque Nacionalista Gallego ha perjudicado las posibilidades electorales del PSG. Por decirlo en términos directos, la personalidad nacionalista del BNG ha marcado más la impronta de la Xunta que las señas de identidad que le son propias al partido socialista.

El PSOE en España ha sido la gran referencia de la izquierda para una concepción progresista del estado de las autonomías, en donde la confrontación democrática con los nacionalismos periféricos era una forma de garantizar un estado sólido como vehículo de la solidaridad y la igualdad entre todos los españoles. Además, esta posición ideológica ponía coto a la pretensión de la derecha de monopolizar la representación y conceptualización de España, mediante la formulación de un patriotismo constitucional que desbordase la pretensión de que España conceptualmente era una secuela del franquismo abominada por cualquier mentalidad progresista.

El gobierno tripartito en Cataluña sembró la primera confusión identitaria en el PSC, de la que el proceso de elaboración y aprobación del nuevo Estatut fue la manifestación más clara, sobre todo porque luego resultó pobremente respaldado el referendo. José Montilla, andaluz de nacimiento y proveniente de una familia de emigrantes a Cataluña, se ha convertido, con su llegada a la presidencia de la Generalitat, en un referente importante pero contradictorio: de una parte, la imagen de integración de que cualquiera que viva y trabaje en Cataluña es catalán al punto de poder presidir el gobierno; pero su radicalización hacia posiciones de corte nacionalista revelan que el precio pagado por la primera conquista es una pérdida de identidad natural del partido. Si en Galicia el PSOE ha sufrido la inducción nacionalista hasta el punto de que ha podido perder parte de la adhesión de su electorado natural, no haría mal el PSC en mirarse al espejo porque le puede ocurrir otro tanto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído