José Cavero – La búsqueda de Marta del Castillo.


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Desde hace un mes, de manera continuada, valiéndose de barcazas y hasta helicópteros, del orden de doscientos policías y otros técnicos, así como perros holandeses especializados en búsquedas fluviales han «peinado» unos ochenta kilómetros del último tramo del río Guadalquivir en busca del cadáver de Marta del Castillo, de 17 años, presuntamente asesinada por su antiguo novio, y asesino confeso, Miguel Carcaño, 19 años, detenido el 13 de febrero.

Pues bien, ahora, el asesino se desdice: ni la mató con un cenicero, ni la arrojó al río el 24 enero, sino a un basurero próximo al domicilio del crimen, cuyos contenidos suelen verterse a su vez en Alcalá de Guadaira, exactamente, según la nueva revelación. De manera que los trabajos de búsqueda por el río han terminado y ahora la tarea de recuperar el cadáver se ha trasladado a los basureros municipales sevillanos…

Ojalá que la nueva línea de investigación y de búsqueda del cadáver tenga ahora mejores resultados y, finalmente, pueda hallarse el cuerpo del delito. También pudiera suceder que los cuatro participantes en el crimen, Miguel y sus hermanos mayor y pequeño, Javier Delgado y «El Cuco», 15 años, y de su amigo Samuel Benítez, 19 años, pudieran haberse puesto de acuerdo para seguir engañando a todos, como han hecho hasta la fecha. La extraordinaria capacidad de engaño del grupo ya ha sido bien demostrada y ha resultado especialmente costosa.

En los próximos días, y con bastante probabilidad, los informativos se trasladarán del cauce del río a los vertederos de Sevilla-Alcalá, donde es seguro que volverá a producirse el esfuerzo de búsqueda de las semanas anteriores. Cuentan desde Sevilla que no hay excesiva confianza en que estos nuevos datos sean más fiables que los anteriores: la policía ya ha buscado en las últimas semanas en pozos y vertederos, y siempre fue en vano.

¿Habrá nuevas sorpresas en las confesiones de ese grupo de truhanes y consiguientemente deberán producirse nuevos giros radicales en la investigación, o de una vez por todas se dejarán descansar los restos de la pobre Marta y de sus atribulados familiares?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído