José Cavero – Todos contra el anuncio de Kosovo.


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

Aunque se había acordado, en la Mesa del Congreso, posponer el debate sobre la retirada de Kosovo hasta un pleno posterior, todos los grupos aprovecharon este miércoles el debate en el pleno del Congreso sobre la última Cumbre Europea para lanzar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, un intenso aluvión de críticas sobre el anuncio de retirada de Kosovo y las posteriores vacilaciones y rectificaciones.

Bastaron para ello los primeros minutos del debate extraordinario sobre la pasada cumbre comunitaria. Zapatero había obviado la cuestión que centra la polémica política estos días en su primera intervención, pero no así los restantes portavoces. No lo hizo Rajoy, quien no quiso esperar a la sesión de control en la que tiene previsto preguntar sobre esta cuestión, y que abrió este «fuego graneado» hablando de «anuncio lamentable para la credibilidad», de «medida efectista sin más objetivo que salir en el telediario» y de «esfuerzos patéticos».

El líder del PP aseguró que comparte el fondo del anuncio de la retirada, porque no tiene sentido la presencia de las tropas españolas en Kosovo después de la declaración de independencia unilateral, pero añadió que «las formas son tan importantes como el fondo». Habló de «Gobierno poco fiable» y de «gestión catastrófica». «Usted despilfarra nuestra imagen en el mundo» y «se está quedando arrinconado», le dijo a Zapatero. El líder del PP aseguró que en este asunto, el Gobierno se ha mostrado como un «monumento a la descoordinación» y añadió que el «peor parado» en todo este desaguisado es el propio presidente del Gobierno que ha dejado en la escena internacional una impresión de «socio poco fiable».

Rajoy calificó de «patéticos» los esfuerzos de la ministra Carme Chacón para intentar hacer su anuncio ante las cámaras de la televisión. «Imagino que ha querido tomar una medida efectista de cara a la galería, y es patético el esfuerzo de la ministra, que parecía que no tenía más objetivo que salir en el telediario», afirmó. En opinión de Rajoy el Gobierno «se está quedando arrinconado» y «despilfarra nuestra imagen en el mundo». A su juicio, el episodio de Kosovo ha sido «lamentable» y ha sido fatal para «la credibilidad de España en Europa». Además, según ha dicho, «las formas no podían ser más desastrosas».

Continuó las críticas el portavoz de CiU, Josep Antoni Durán i Lleida, quien habló de «precipitada retirada» y aseguró que «muy bien lo tendrá que explicar la ministra de Defensa, Carme Chacón». Durán Lleida, quien calificó de «precipitada» e «improvisada» la retirada, también hizo referencia al gusto excesivo del Gobierno por los golpes de imagen. «Muy bien va a tener que explicarse la ministra en esta Cámara para convencernos», dijo.

El tono lo endureció, seguidamente, Josu Erkoreka, portavoz del PNV, con expresiones dirigidas a Zapatero: «Para encontrar amigos es usted inigualable»; «lo primero que hacemos con Obama es decepcionarle»; «han hecho una chapucera gestión»; «es una prueba del gusto de este Gobierno por la improvisación y la humorada» y «que poco fiable es este Gobierno y que corta es su credibilidad en el cumplimiento de compromisos». Erkoreka dejó claro, definitivamente, que el PNV ya está en la oposición al Gobierno del PSOE y ha incluido también duras críticas a la gestión que Zapatero hace de la crisis económica, cuatro meses después de haber ayudado al PSOE a aprobar los Presupuestos para este año. Erkoreka, tras referirse a la que llamó «chapucera gestión de Kosovo», añadió con un ojo puesto en el panorama vasco, «a nosotros no nos ha sorprendido porque ya conocíamos su gusto por la humorada y la improvisación. Nosotros sí sabemos qué corta es su credibilidad». Lo de Kosovo, según Erkoreka ha sido, «la campanada».

Joan Ridao, pese a que ERC está en luna de miel con el PSOE, también fue muy duro y utilizó expresiones contra Zapatero como «poco serio», «socio poco fiable», «que va molestando a los aliados», «no tiene política exterior y no se sabe quién manda en su Gobierno». Según ha dicho, la retirada de Kosovo es «ideológica por su aversión a reconocer la independencia». «Usted está más cerca de Putin que de Merkel por razones domésticas», ha dicho Ridao antes de preguntarle a «qué compromisos» sobre política energética llegó con Rusia.

Ni siquiera fue excepción Gaspar Llamazares, diputado de Izquierda Unida, que se sumó a los demás portavoces para criticar la forma en que se ha anunciado la retirada. «Estamos de acuerdo con la retirada: 10 años son demasiados y convierten una acción de seguridad en un protectorado, pero creemos que el interlocutor del Gobierno no son los soldados desplegados en la zona, sino esta Cámara según la ley de defensa nacional».

Finalmente, Francisco Jorquera, del BNG, también criticó las formas. Un auténtico «chorreo», ante el que Zapatero puso cara de circunstancias y, al igual que su ministra Chacón y los restantes miembros del Gobierno, todos aguantaron solidariamente el chaparrón…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído