Andrés Aberasturi – El no de TVE a Rosa Díez.


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

Yo tendría varias preguntas para Rosa Díez, pero, o se las hago personalmente o me voy a quedar con las ganas. TVE ha decidido invitar es ese programa en sus próximas ediciones a los lideres de Convergencia, IU y ERC. Ausente por voluntad propia, el PNV -que no es amigo de estas veleidades y menos aun con lo que tiene encima- y ausente por voluntad ajena UPyD de Rosa Díez. Naturalmente TVE tiene una explicación convincente pero torticera: se invita a los partidos con mayor representación parlamentaria; pero en esta democracia nuestra el numero de escaños no guarda proporción con el numero de votos y Ezquerra Republicana, por ejemplo, entrara en los estudios de TVE con todos los honores respaldada por 291.532 votos mientras que a Rosa Díez le votaron 306.078 españoles.

Quisiera explicar lo de «torticera», que suena bien pero puede parecer exagerado. Define la RAE la palabra como «Injusto, o que no se arregla a las leyes o a la razón». Pues bien, es injusta su ausencia atendiendo al numero de votos y la leyes de la razón -incluso la extrañas leyes de la razón puramente televisiva- aconsejarían incluir en algún espacio a esta mujer que -te caiga bien o mal- ha logrado tener voz propia, conectar con la calle, crear un partido de la nada y encima lo más inaudito: pillar escaño no solo en el Congreso sino tamben en el Vitoria. Por todas estas razones, es obvio que Rosa Díez tendría que ser la cuarta invitada al programa o, mejor dicho, la tercera, de esta segunda hornada. Claro esta afirmación, si nos ponemos conspiratorios y serios, podría ser la misma solo que al contrario: porque tiene voz propia, porque conecta con la calle, porque ha conseguido escaños etc* es obvio que Rosa Díez no conviene que esté en un programa como ese.

¿No le conviene a quién? Pues yo creo que a todos: al PSOE porque ella es socialista y les duele oír ciertas verdades; al PP porque su discurso racional en los político es posible que les quite votos aunque en otros temas está radicalmente en contra de los postulados de Génova; a CIU porque si algo caracteriza el la política de Rosa Díez es que a los nacionalismos hay que tratarlos con respeto pero sin entregas ominosas; y a IU porque, a estas alturas, yo creo que ven enemigos en todos sitios. Rosa Díez y su gente son un grano en esta democracia estancada más que consolidada, complaciente más que tolerante y en la que ya se conocen todos y no gustan las voces discrepantes. Ir por libre tiene un precio muy alto en este país y en muchos ámbitos, el que está pagando UPyD aunque sea con préstamos particulares que, encima, devuelve. Un partido que vive de sus militantes y simpatizantes, es siempre un peligro porque pone en evidencia al resto.

Y por si todo esto fuera poco, las encuestas le son favorables. Ni aquel Partido Reformista de Roca, ni algún otro intento de nacer de cero, han dado resultado. «Ciudadanos» funcionó en Cataluña y ya están medio escindidos. Lo de UPyD es algo a tener en cuenta y tal vez por eso, con la cobertura legal pero injusta de contar escaños y no votos, TVE presidente de su presencia. Yo creo que se equivoca incluso desde el punto de vista de la audiencia: entre lo que pueda decir el por ahora desconocido para la inmensa mayoría nuevo líder de IU y el discurso de Rosa Díez, no hay color. Y si encima los de ERC no presentan a don Josep-Lluis -aquí-y-en-la-China Popular, la cosa baja mucho. Ellos sabrán por qué no lo hacen; el resto sólo lo sospechamos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído