Francisco Muro de Iscar – Fútbol es fútbol, empleo es empleo


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Ya lo dijo Boskov: «fútbol es fútbol», es decir lo que hace el Barcelona y lo que no hace desde hace tiempo el Real Madrid. Ni los que le siguen en la clasificación. Después de lo del sábado, no hay discusión que valga y habrá que esperar a la próxima temporada a ver si vuelve «el ser superior» y lo arregla todo. Hay algunos que sólo creen en Lourdes y desprecian lo que es necesario: el trabajo diario, una buena planificación, el trabajo con la cantera, recuperar la esencia de los grandes éxitos.

Durante unas semanas, un entrenador serio, trabajador, sensato, ha sacado el máximo partido de la plantilla con la que se encontró casi por casualidad. Pero cuando tuvo que enfrentarse con futbolistas excelentes, con otro entrenador serio, con un trabajo bien planificado, con un presidente que deja trabajar, con un equipo como debe ser, todo se vino abajo. Fútbol es fútbol. Tan sencillo y tan complejo.

Lo mismo sucede con la situación económica y, sobre todo, con el empleo. Empleo es empleo y lo demás es un cuento chino. Podemos garantizar la seguridad de los que han perdido su empleo, porque otra cosa seria insolidaria, y si no lo hacemos, por algún sitio estallarán los que ya no tienen nada. Pero garantizar prestaciones y subsidios es pan para hoy y hambre para mañana. Endeudarse como lo está haciendo hoy el Gobierno es hipotecar el futuro de varias generaciones.

Claro que para entonces, el presidente Zapatero será un mal recuerdo en la historia más reciente, pero quienes lo pagaremos seremos los ciudadanos. No entrar en el debate de medidas urgentes y en un pacto contra la crisis de los grandes partidos y de las autonomías es apostar por la recesión. Y no entrar en el debate sereno de las pensiones, como se hizo con el Pacto de Toledo en su día, es jugar con fuego.

Por eso, parece intolerable que los sindicatos amenacen con una huelga general si el Gobierno reforma el mercado laboral, cuando permanecen callados permanentemente ante los cuatro millones de parados y la mayor destrucción de empleo de la historia. No es de recibo que critiquen a la Banca, a la CEOE, al Banco de España, a Esperanza Aguirre y hagan huelgas en Telemadrid mientras callan ante el cierre creciente e imparable de pequeños comercios y mantienen todas sus prebendas y siguen anclados en el más viejo sindicalismo, incapaces de hacer la más mínima autocrítica.

Este primero de mayo ha sido el ejemplo más claro de que los dirigentes sindicales están fuera de sintonía. Que pregunten a las bases que saben dónde están as responsabilidades. Que exijan medidas reales al Gobierno. Que se sienten con la patronal hasta llegar a acuerdos para incentivar el empleo. Lo que necesitamos no es mantener a los desempleados, que es básico. Lo imprescindible, lo urgente es crear empleo. Ya lo dijo Boskov: fútbol es fútbol. Empleo es empleo. Y todo lo demás son sermones.

FRANCISCO MURO DE ISCAR

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído