Fermín Bocos – Zapatero vive al día.


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

En política, resistir es vencer. Por eso, ganar tiempo es táctica de oro entre algunos políticos. Rodríguez Zapatero es uno de ellos. El presidente que en esta legislatura encabeza un partido que se encuentra solo en el Parlamento es un maestro en el arte de distraer al personal mientras corre el reloj. Salió ganador del debate sobre el estado de la Nación tras prometer ¡nada menos, un cambio en el modelo productivo¡; un ordenador a cada niño; quinientos euros a quien comprara un coche y el compromiso de no tocar las normas que regulan las contrataciones en el mercado laboral.

Eso fue la semana pasada. Siete días después: Alonso, el portavoz parlamentario socialista, negocia con Durán Lleida y Sánchez Llibre, de CiU, un cambio del mercado laboral; en media docena de comunidades autónomas (algunas gobernadas por el PSOE) le han dicho que lo de los quinientos euros que los ponga de su bolsillo y el bueno de Gabilondo, ministro de Educación, está tratando de decir que sí, que está bien lo del ordenador pero que además de navegar por la Red, los alumnos deberían aprender a leer y escribir correctamente. Y del cambio de modelo productivo, pues todavía se preguntan los expertos qué es lo que quiso decir el presidente porque las únicas variables que admite el actual modelo de economía de mercado globalizada son el régimen de economía mixta (China comunista) o el modelo soviético implantado por Fidel Castro en Cuba con el resultado de todos conocido.

Como no parece que sean esas las salidas a las que se refería Zapatero, convendría que lo aclarara un poquito. Más que nada porque, de verdad, tanta improvisación cansa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído