Lorenzo Bernaldo de Quirós – El Gobierno acepta la realidad


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

El gobierno ha reconocido por fin que la metáfora floral de los «brotes verdes» era una broma y de mal gusto. Con tono compungido y cara de circunstancias, la vicepresidente y zarina de la economía, Sra. Salgado, ha anunciado lo que todos los economistas solventes ya sabían y el pueblo soberano intuía: la economía se contraerá más del 3,5 por 100 en 2009, volverá a tener un crecimiento negativo en 2010 y, como hacer pronósticos es gratis, dice que volverá a crecer en 2011. Entra tanto, el paro seguirá su trayectoria alcista, aunque según Salgado, no llegará a los cinco millones. Créame, sí alcanzará esa cifra y la superará a finales de la legislatura. Esto tiene una pinta horrible y recuerden que los peores años de un ciclo recesivo son los segundos, cuando las reservas se han volatilizado y sólo nos queda capear el temporal «desnudos como los hijos del mar».

Si ese terrorífico escenario es inevitable, y lo es, lo urgente para el Gobierno es poner diques a la sangría del gasto/déficit público. Entre la pérdida de ingresos derivada de la recesión y el aumento de gastos producido por ésta y por los planes del Gobierno para combatirla, se ha generado un agujero descomunal en las cuentas públicas. Cómo hacen siempre, los socialistas afrontan este problema no reduciendo el despilfarro del sector público sino subiendo los impuestos. Esta vez les toca el turno al tabaco y a los hidrocarburos, mañana al resto de los impuestos especiales y pasado, ya lo verán, a los directos. Es curioso que los socialistas recurran a la imposición indirecta para obtener recursos que, recuerden, para ellos siempre fue regresiva porque afecta a todos, con independencia de su nivel de renta.

Por desgracia, la subida impositiva servirá para poco. Al encarecer los productos sobre los que recae, puede reducir su consumo y, en consecuencia, reducir la recaudación en vez de aumentarla. Esto no es extraño en un escenario en el que la crisis golpea con brutalidad a las familias y éstas tienen serias dificultades para llegar a fin de mes. ¿Por qué no se dan cuenta que es mejor reducir impuestos y cortar el gasto que hacer lo contrario? Y nada más… El gabinete «Zetapé» mantiene el tipo frente a la crisis sin hacer nada que nos sirva para amortiguar sus peores efectos y para salir de ella con rapidez; pobre España y… pobres españoles.

LORENZO BERNALDO DE QUIROS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído