Brotes negros

Otra de las cuestiones que me han quedado claras tras las elecciones europeas, es que el Gobierno de Zapatero comenta los datos económicos con cálculo político, en vez de hacerlo con cálculo de Estado, que es lo que se supone a un Gobierno.

Me refiero a los datos que sabemos ya en relación a la destrucción de empleo. Según el Eurostat, España es el segundo país que más empleo ha destruido en el primer trimestre de este año. Solo vamos por detrás de Lutuania. Más de un 3% en lo que vamos de año. Ahí es nada. Pero para la ministra Salgado y su jefe de filas, la cosa ya verdeaba. Acordémonos del patético video de la campaña electoral, donde florecía un brote verde. No es de extrañar que estén que trinan con la campaña de Leyre Pajín, porque ese vídeo, como el resto, no tenía desperdicio.

Pero al margen de la anécdota, lo que demuestra la situación, es que los brotes de nuestra economía siguen siendo negros, y que los únicos que están verdes son los miembros del Gobierno con el presidente Zapatero a la cabeza.

¿Por qué unos días antes se nos dijo que por fin la cosa estaba cambiando a mejor? Los españoles nos merecemos un Gobierno que nos cuente la situación tal cual es en todo momento.

Afortunadamente, la inmensa mayoría no se ha creído los juegos de artificio y le han dicho con claridad que no, que por aquí no. Así está el PSOE, que no termina de creerse el por qué de su derrota. Analiza, escudriña, estudia su campaña. Pero no se da cuenta que la cuestión de fondo es que los españoles han perdido la confianza en un Gobierno que tiene un presidente que negó la crisis hasta la saciedad, que no hizo, ni hace, las reformas pertinentes y que lo único que hace es tratar de poner parches a golpe de talonario.

El PSOE ha perdido por no saber pilotar la nave en tiempos difíciles, cuando los brotes están negros, por mucho que Zapatero los pinte de verde.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído