José Cavero – Tendencia a la relajación.


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Tiene la política bastante más tiempos de crispación que de relajación y por ello merece celebrarse cada vez que aparece un tiempo de esta segunda naturaleza, en el que distintos acontecimientos parecen colaborar al entendimiento y la colaboración general. En este caso, es más sorprendente que tal actitud se produzca por cuanto aún está muy reciente el «pico» de tensión que suscitaron los resultados de las elecciones europeas, en las que el principal partido de la oposición, vencedor incontestable, parecía amenazar con dar un salto inmediato al poder mediante cualquier fórmula posible, elecciones anticipadas o moción de censura o de confianza…

Pero la euforia del PP duró escasamente, primero, porque esos procedimientos de saltar tiempos se vieron frenados por el llamamiento a la racionalidad, y en segundo lugar, porque el Caso Gürtel, y dentro de él el caso Luis Bárcenas, bajó algunos grados el optimismo de los populares. En las últimas horas, el viaje de Zapatero a Barcelona tuvo un doble efecto tranquilizador: primero, por las garantías de que ya casi está cerrada y resuelta la fórmula de la nueva financiación autonómica. Posiblemente en un par de semanas. La financiación colmará las necesidades de Cataluña, dijo Zapatero a Montilla, que habló de una solución a muy corto plazo. Y en segundo lugar, por la inauguración de las nuevas instalaciones de la Terminal Uno de Barcelona, el nuevo aeropuerto de El Prat, largamente esperado por los catalanes.

Curiosamente, al mismo tiempo que tenían lugar estos gestos de entendimiento con Cataluña, una de las fuerzas del tripartido, Esquerra Republicana de Cataluña, proponía y sacaba adelante, en el Congreso de los Diputados, una moción por cuya virtud el Congreso urge al Gobierno para que elimine tres ministerios, los de Cultura, Vivienda e Igualdad, cuyas competencias, según esta moción, debieran ser asumidas, respectivamente, por Educación, Fomento y Sanidad y Asuntos Sociales. No es la primera vez que el Congreso insta al Gobierno a que suprima departamentos ministeriales, dentro del plan de ahorro del gasto público que se vienen reclamando para atender necesidades de la crisis económica.

En este caso y con esta moción de ERC, el Gobierno suma ya su décima derrota de la legislatura, lo que evidencia la minoría parlamentaria y la falta de aliados del Gobierno socialista. Los socialistas han acusado a su socio en el Gobierno catalán de hacer el juego a los populares. Los propios socialistas, para evitar otras derrotas del mismo estilo, se sumaron a otros puntos en que se insta al Ejecutivo a reducir con carácter inmediato el consumo energético y el gasto corriente en correo, teléfono y comunicaciones. Con el mismo criterio de exigencia al Gobierno, el Congreso, PSOE incluido, pide que se regule el uso del Falcon militar en las campañas lectorales…

Por el contrario, lo que pretendía ser otro eventual motivo para un nuevo revolcón al PSOE gobernante, una moción de UPN sobre la, a su modo de ver, insuficiente presión popular para proceder a la reforma de la ley del aborto, se saldó con una sorprendente victoria del Gobierno, cuyo proyecto de ley llegó a sumar 183 votos partidarios del proyecto de ley de la ministra Bibiana Aído, frente a los 160 que pedían que la regulación de la controvertida ley quedara «para tiempos futuros». Los socialistas contaron esta vez con el núcleo de izquierdas con el que piensan aprobar el texto, ERC, IU, ICN, BNG y NaBai, e incluso algunos diputados del PNV y de CiU, que dio libertad de voto a sus miembros.

Nacionalistas catalanes y vascos entendieron que retrasar el debate del aborto no serviría de nada. Incluso Celia Villalobos desoyó la consigna de su partido, el PP, y voto por el texto en debate… En cambio, los socialistas provocaron el enfado de ICV al dejar para septiembre la propuesta de reprobación al Papa por sus declaraciones sobre la utilización del preservativo para prevenir el Sida. Pero, ya se sabe, la relajación puede haber durado tan sólo unas pocas horas, antes de regresar a la crispación de cada día…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído