Fermín Bocos – Sentencia sin precedentes.


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

La sentencia del Tribunal Supremo que anula otra anterior de un tribunal de Barcelona que condenaba a Pedro Jiménez, asesino y violador de dos policías, a 83 años de prisión, provoca perplejidad. Por no decir estupor. Jiménez seguirá en prisión porque cumple condena por delitos anteriores. De no ser así, podía haber quedado en libertad. El Supremo ordena repetir el juicio porque estima que el proceso deber ser con jurado. Cómo será el calado de la perplejidad generada por la decisión del Alto Tribunal que hasta la Fiscalía Superior de Cataluña ha criticado la sentencia diciendo -frase textual-: «que genera incertidumbre al no constituir criterio único del Supremo sobre aspectos que afectan a la competencia enjuiciadora de los tribunales».

Repetir el juicio, ahora con jurado, supone abrir las heridas que generó el doble crimen; volver sobre los detalles morbosos de las violaciones, las torturas, la profanación de los cadáveres de las dos infelices policías asesinadas por el miserable que volverá a sentarse en el banquillo. Las dos jóvenes policías (Silvia Nogaledo y Aurora Rodríguez) tienen familia, tenían amigos, tenían compañeros, vecinos… Comprendo la indignación de sus paisanos del Bierzo -eran de ésta comarca leonesa-. Lo que me pregunto es sí los respetables miembros del Supremo tienen en cuenta estas cosas; si recuerdan que la Justicia deja de serlo cuando se aleja del sentido común. Desde luego, la sentencia no tiene precedentes.

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído