Carmen Tomás – Desde el parqué – Los máximos, un muro infranqueable


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

La bolsa española volvió al ataque. Los máximos del IBEX alcanzados a principios de año y fijados en los 9.724 puntos se han constituido en un muro infranqueable. Se han atacado en diversas ocasiones y ha resultado una meta difícil.

El viernes se pudo tocar con los dedos de la mano, ya que se consiguió sobrepasar en la sesión. Finalmente, los inversores se replegaron y aunque el índice cerró con un avance del 0,2 por ciento, se quedó por debajo de los 9.700. Los inversores en general no acaban de ver mejoras sustanciales en las variables macroeconómicas. Desde luego no en el caso de España.

En Estados Unidos se publicaron dos datos para la esperanza: el índice de confianza de los consumidores y la tasa de ahorro. Sin embargo, ni son suficientes ni son definitivos para pensar que lo peor ya ha pasado desde luego en la economía real. Lógicamente, el cuadro tiene mejor cara, pero nadie se atreve a asegurar que se ha tocado fondo y comienza la escalada.

En España, la situación es mucho peor. Los datos que se van conociendo del mes de mayo no hacen más que corroborar la profundidad de la crisis y los anuncios de regulaciones de empleos y de despidos no cesan. Seguimos mal y las estimaciones son que aún empeoraremos más. La OCDE nos da un decrecimiento del 4,2 por ciento y un paro del 20 por ciento de la población activa para este año. Así que el otoño va a ser doloroso.

El Gobierno no toma medidas que animen a empresas y consumidores. El principal escollo sigue siendo en muchos casos la falta de financiación. No hay confianza y no hay dinero. El viernes el Gobierno aprobó el fondo de reestructuración bancaria que prevé un endeudamiento para este año de nada menos que hasta 36.000 millones de euros. Y a partir de 2010 y tras una nueva autorización hasta los 90.000 millones de euros. ¿Se conseguirá así sanear el sistema financiero y que comience la financiación de PYMES y familias? Lo veremos, pero la morosidad aumenta a ritmos vertiginosos y la devaluación de los activos también.

La travesía del desierto continúa y el mejor sistema financiero del planeta va a detraer miles de millones con lo que eso supone de efecto expulsión del sector privado. Habrá que estar atentos en los próximos días al efecto que va a tener sobre la economía real y el ánimo de los inversores nacionales y extranjeros.

CARMEN TOMAS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído