Carlos Carnicero – ETA ataca al corazón del Estado


((Esta firma sustituye a la enviada anteriormente por Carlos Carnicero))

MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Dijo hace tiempo Alfredo Pérez Rubalcaba que nos esperaba un ciclo largo de violencia terrorista. La explicación es sencilla: en el interior de la banda existe un pulso, todavía no agudizado, entre quienes quieren tirar la toalla y quienes apuestas por seguir matando. Los primeros se han dado cuenta de que esta guerra no se puede ganar y que su enemigo, el estado democrático, no tiene necesidad de una negociación para ganar esta partida y además sería imposible después de lo que ocurrió en la T-4 de Barajas. La última ocasión de acabar por la palabra se agotó.

Poner bombas para provocar una masacre es la respuesta desesperada para ganar autoridad antes los que quieren abandonar y recrear la ensoñación de que una sociedad aterrorizada puede llegar a claudicar. Enfrente está el muro de la unidad de los demócratas y el convencimiento de los ciudadanos de que el Gobierno está actuando bien y con un sentido estratégico en la lucha contra ETA. Hace días intentaron una masacre en Burgos; ayer consiguieron sembrar el dolor en dos familias y en todo el cuerpo de la Guardia Civil, atacando el corazón del Estado, a pocos kilómetros del palacio de Marivent, en vísperas de la llegada de los reyes a Mallorca.

Los terroristas se han asegurado la primera plana en todos los periódicos de Europa. Han logrado burlar los controles policiales y matar para aterrorizar a la población y boicotear el turismo a la isla. Quieren dar una falsa imagen de poder que es totalmente decadente.

Pero frente a ETA hay que reaccionar con la misma calma cuando se detiene a un comando importante y cuando consigue matar: sus días están contados y la sociedad civil tiene que saber que todavía conseguirán matar como los últimos estertores de un moribundo. ETA siempre actúa en verano porque sabe que los periódicos están huérfanos de noticias y es más fácil dar notoriedad a la barbarie. Los dirigentes de ETA van a seguir cayendo en Francia y en España porque es una organización trufada por los servicios de inteligencia. Los desertores abundan en las cárceles porque lo que quieres es resolver individualmente su futuro fuera de la cárcel.

Con esas coordenadas y una colaboración universal contra toda clase de terrorismo el medio ambiente para que crezca más mala hierba es cada día más difícil. Se trata entonces de aguantar los envites del terror y esperar a que caiga el último terrorista para que apague el interruptor del crimen.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído