Luis del Val – Meterse en Honduras


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

Para meterse en Honduras lo más correcto es tomar un avión y entrar en el país, pero lo he sustituido, hablando personalmente con hondureños que residen aquí y españoles que tienen relación directa con los hondureños, y he llegado a la siguiente conclusión.

a) El entusiasmo por la vuelta de Zelaya es tan descriptible como la alegría de un culé ante una victoria del Real Madrid.

b) El año pasado, en secreto, Zelaya encargó una investigación sobre las posibles reservas petrolíferas en la costa hondureña a una empresa japonesa y al Centro de Investigaciones Petroleras de Rusia. El barco Falcón II navegó durante dos meses y dicen que la conclusión de los técnicos es que allí se encuentran 9 trillones de barriles de crudo de la clase A con escasa presencia de azufre.

c) A primeros del año 2009 el presidente Zelaya firma un documento secreto en el que cede la explotación del petróleo a Petróleos de Venezuela.

d) Se dice en Honduras que el cambio constitucional para que Zelaya siguiera siendo presidente era la garantía que le exigía Chavez.

e) El periodista londinense Michael Garret ha escrito, y nadie le ha demandado, que Chavez es el mayor distribuidor del narcotráfico mundial, y que la ruta pasaba por Honduras, como lo demuestra la larga docenas de avionetas venezolanas caídas en suelo hondureño en los últimos meses.

f) Alguno de los «demócratas» que hasta hace poco acompañaban a Zelaya en su exilio han desaparecido… al estar reclamados por la Interpol. Moratinos debe tener otro tipo de información y, por eso, ha retirado a nuestro embajador de Tegucigalpa. Decía Aristóteles que «Es de importancia para quien desee alcanzar una certeza, el saber dudar a tiempo». Claro que, Aristóteles nunca fue ministro.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído