Wonderful Epoque de los Australianos de Tapia

La Wonderful (maravillosa) y muy querida villa asturiana de Tapia de Casariego, en el occidente de Asturias y cerca de Galicia (ahora mas por el Puente de los Santos), por medio de su Ayuntamiento, le ha hecho un merecidisimo homenaje (participo, también, un representante de la embajada de Australia en España) a los australianos Peter y Robert Gulley. Y añado al no menos querido John Ford, con el que sigo en contacto y, además, desde Sidney ve nuestro programa Trobeiros de Faladoiro de Correo Television-grupo mediático El Correo Gallego en Youtube.

Desde Trobeiros lo hemos saludado a él, a su esposa, la oventense-tapiega Tere de los Ventanova, a su familia, a los españoles que viven en Australia (tengo amigos de mi pueblo Vegadeo que emigraron en los años 60) y a esa gran nación australiana, y les dedicamos la canción con la que siempre cerramos el programa de reflexión critica, poesía, cercanías, amor enamorado, burbujas y melodías.

Peter, Robert y John, a finales de los 60, introdujeron el surf en la playa tapiega de Anguileiro, La Grande. Gracias a su bonhomía se convirtieron en Los Australianos de Tapia al instalarse y hacerse muy queridos por los tapiegos que constantemente los agasajaron y por todos los que hemos tenido la suerte de ser sus amigos.

En el mundo anglosajón, angloamericano, y desde hace mucho tiempo, bastantes jóvenes (antes de las clases altas y ahora de todas las procedencias) dejan sus países al terminar sus estudios para vivir, por ellos mismos y con sus propios medios (en el mundo anglosajón, angloamericano los jóvenes piensan rápidamente en independizarse, en que su/la vida creativa, emprendedoraŠ depende de lo que hacen ellos por ellos mismos con su trabajo, iniciativa y no de sus propios padres, de Papa y Mama Estado, del subvencionismo, asistencialismo, juvenilismo, peterpanismo, amiguismo, clientelismo, todo gratis y con el mayor confort, a ser posible, con cargo a lo público y que algunos irresponsables creen y hacen creer que no tiene fin), la enriquecedora experiencia de pasar un año, seis meses, etc. en un Tour (de ahí viene lo de turismo), en una gran vuelta, viaje por el mundo. Lo cual será muy importante para su formación y país de origen pero también para los países, para los lugares donde se instalaban. Grandes hispanistas anglosajones y angloamericanos, importantes artistas, autores, deportistas, personalidades varias dan muestra de ello tras su paso por varios pueblos, villas y ciudades de España.

Los hermanos Peter y Robert eran dos mocetones rubios que se hicieron con todo el mundo merced al surf y a su franca y generosa forma de ser. Al igual que John de origen irlandés, el cuerdo del pelo rojo, parecido a Van Gogh y que pintaba como él (me hizo un retrato en el Café Moderno), que era mas intelectual, no le daba tanto al surf pero era igual de simpático y abierto.

En Tapia todo el mundo acabo hablando el inglistapiegoespañol de los australianos: Que pasa contigo, hombre; Tu tomar conmigo uas cervezas, mulín, burría, guapín. El tapiego es lo que se llama A Fala del occidente asturiano, una mezcla de gallego, español y bable asturiano que cambia en cada zona. En Vegadeo-A Veiga-La Vega (tres ríos, tres nombres, tres montes) falamos el veigueño.

Los Australianos de Tapia enseguida dominaron los tacos de la zona pero con su estilo (guapín de los colois…). En las verbenas y los guateques, en la sala de fiestas El Edén, pues, en esa época no había pubs, discotecas ni movida (nin falta que facía), volvían locas a las chicas, no se podía ir con ellos a las verbenas y bailes, pues, se las llevaban de calle.

MAS PUEDE SER MENOS: LA MORAL SELF SERVICE

Eran épocas de veraneantes y no muchos, donde no había tantos bienes materiales, tanto ruido insufrible hasta las madrugadas mas largas y debidamente cargadas para aguantar la marcha y tratar de dar la talla, pues, el hembrismo, ahora, compite con el machismo y así pasa lo que esta pasandoŠ

El problema es que Mas, en el marco de la Política y Moral Self Services, del Todo vale, del GranHermanismo, de la Ideología del Guinness, puede ser Menos, a saber: Mas confort, consumo, movida y a lo bestia, Mas calidad material de vida puede ser Menos, es decir, Menos calidad humana de vida, mayor degradación, envilecimiento, contaminación, desertización e, incluso, depredación de las relaciones humanas.

Uno puede intentar Llenarse (Encherse) de Todo (lo que nunca se alcanza) con el llamado Progreso o lo que se tercie y estar, sentirse completamente Vacío, Solo a pesar de tanta infocomunicación (TIC), de tanta enchente-fartura-atracón-subidón In, Cool, Trendy, Fashion X, Y, Z, Ni-Ni, Under, Bling-Bling, Post-Post, CiberŠ

La llegada de los australianos a Tapia en los 60, con su abierta forma de ser y con aquellas tablas, supuso una pequeña revolución. Caminante no hay camino/ se hace camino al surfear/ La felicidad no esta en la posada/ esta en la senda, en la libertad con la naturaleza, el surf y las olas/ cabalgando sinfónicamente en el mar/ y, sobre todo, haciendo buenos amigos para siempre jamás (a partir de Patrick Victor Martindale White, escritor australiano y Premio Nobel de literatura; Miguel de Cervantes, Celia y La Sonora Matancera, Robustiano da Roda, Apapucio de Mantaras y Antón del Molin da Veiga del Café-Bar Leandrin).

Desde que los australianos lanzaron el surf en Tapia, rápidamente se apuntaron los hermanos franceses Robert y Bruno que veranean en Tapia desde los 60 y tapiegos como Toño del Moderno, Toni El Pinturero y otros.

Por allí andaba también el cineasta Luis Megino, ahora profesor de cine en Nueva York y Berlín, y gracias al cual pude invitar al director de cine Manuel Gutiérrez Aragón a los ciclos de conferencias que vengo organizando en la Facultad de Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela. Gutiérrez Aragón vino a Santiago a presentar la película El corazón del bosque en el cine Avenida y que ahora ya no existe (han desaparecido muchos cines en Santiago y otras partes de España.

El cine español debería ser mucho menos prepotente, poliquero, partidista, sectario, corporativo, clientelar, encerrado en su burbuja; mucho menos del subvencionismo, asistencialismo, ayudismo, de sacar tajada de lo público como sea, etc., y mucho mas honrado, deontológico, industrial, riguroso, empresarial, emprendedor, profesional, humilde, competitivo, creativo; mucho mas preocupado por llegar a la gente con profesionalidad y mucho menos por la secta politiquera, amiguista, clientelar, etc. de la subvención, la beca, el contrato, la publicidad encubierta, la invitación y/o todo lo demás.

El cine, teatro, escritura, poesía, el mundo intelectual, cultural, artístico, universitario, de la ciencia, la edición, etc.). Dio la conferencia y estuvo espectacular en el coloquio. Lo de G. Aragón esta claro que son los coloquios, debates, etc.

Fuimos a comer a Casa Vilas (en aquella época iba viento en popa pero como también se acostumbró a los políticos pagaría las consecuencias en el mercado, que es implacable, pone a cada uno en su sitio y siempre debe de ser de juego limpio, queridiños, de juego limpio y, a poder ser, creativo y humano) con el productor de la película y fue la primera vez que comía lamprea (estaba muy buena este tipo de colobra de mar, muy diferente a las anguilas que coñiamos na Veiga).

Aprendí bastantes cosas del cine por dentro y no solo de lo se ve, de los tópicos, de lo que se habla por fuera (la obra del gran clásico economista liberal francés Frédéric Bastiat 1801-1850, Lo que se ve y lo que no se ve, es fundamental).

Cervantes, en el Prologo del Quijote, incluye la cita fundamental de una fábula de Esopo: Non bene pro toto libertas vénditur auro (La libertad no se vende ni por todo el oro del mundo). Y Voltaire dejo esta otra: Ninguna grandeza de este mundo vale tanto como la calida amistad de una buena amiga, ja, ja, ja.

Esta ultima cita me la aporto la queridima bruja bretona Françoise Philippe, que fue una de las primeras jóvenes que, cuando no estaba de moda, hizo sola todo el Camino Francés de Compostela y para lo que previamente se preparo física y espiritualmente.

A su llegada, a la plaza de Obradoiro, estaba esperándola con una ramo de flores, y su profunda y enriquecedora caminata espiritual salió en muchos medios nacionales (incluido el Hola) e internacionales. Mas tarde lo celebraríamos en el Hostal de los Reyes Católicos y que, ahora, dirige, con buen tino (ha conseguido un importante premio internacional para tan distinguido Hotel) y buenas iniciativas Julio Castro Marcote.

Aquella experiencia inolvidable de la amistad, la libertad del surf y, sobre todo, del ambiente que se creo en Tapia con los australianos a partir de finales de los 60, pero también con las ansias de libertad que, en aquellas épocas, bullían en nosotros y por lo que luchábamos (y algunos seguimos haciéndolo) en múltiples frentes a escala rural, urbana y cotidiana; aquellos maravillosos tiempos siguen muy vivos.

NIETZSCHE O DO MARTELO

El recuerdo de la Tapia de los Australianos me trae a la cabeza la música que escuchábamos en aquella época, y que esta de actualidad por el 40 aniversario del festival de Woodstock de agosto 1969 (tras lo míticos de Monterrey 1967 y la isla de Wight 1968) y de la grabación del triunfal disco de The Beatles Abbey Road (la famosa foto de The Beatles en el paso de peatones de esta calle londinense donde estaban los estudios de la casa EMI y que es la cubierta del disco que fue su última grabación como conjunto) en julio 1969.

Además del blues, del rock en sus diversas versiones, de la música de dichos festivales (donde el rock latino y el son de Santana causaron un gran impacto. Samba pa ti, Mujer de Magia Negra y Oye como va ¡que maravilla! y que después seguiría el mítico Eric Burdon con el grupo californiano The War), que siguen siendo la base, la referencia musical de todo lo que se haría después, nosotros en, Tapia, Ribadeo, VegadeoŠ, escuchábamos y/o bailábamos un amplio repertorio, a saber: Ray Charles, los mejores bluesman, blueswoman y jazzman; Elvis y el mejor rock; Redding, Areta, Brown, Sledge, Pickett, Wonder, Gaye, The Temptations, The Four Tops, The Jackson Five, Diana Ross & The Supremes, es decir, el mejor soul incluido Tom Jones y otros ingleses; Sinatra (Extraños en la noche y que cantaban Los Estoicos de Vegadeo con Pachico, Negrito-Blanquito, Luis, Nicolás y Vidal), el swing y La Banda de Ratas (The Rat Pack); The Beach Boys; Jose Feliciano; Jobim, Vinicius, Stan Getz, Joao y Astrud Gilberto, Sergio Mendes y Brasil 66, la bossa de Brasil do meu coraçáo junto a Ella Fitzgerald, Franky y demás; Renato Carosone, Mina, Celentano, Modugno y lo mejor de San Remo e Italia; Trenet, Piaf, Aznavour, Bécaud, la Hardy, Barrière y lo mejor de Francia (Leo Ferré se lo regalé a una amiga muy guapa, melancólica y un poco tuzara, y quedé muy bien. Lo vi en París en una fiesta política de combate: ¡que grande!); el inmenso Armando Manzanero (Mía; No – la inconmensurable Lola Flores hizo una versión apoteósica de esta canción nietzschiana, garciacalviana -; Adoro; Esta tarde vi llover; Somos Novios; Háblame, que no es de él sino de José José pero es claramente manzanerista y que interpretaba estupendamente Pachico de Los Estoicos: la canto en Tapia varias veces y nos puso los pelos de punta); Los Panchos auténticos; lo mejor de Agustín Lara, José Alfredo Jiménez y Juanga, sin olvidar la edad de oro del corrido pero también al Trio Calaveras (que estuvieron en el Parque Los Pinos de Vegadeo ¡que tiempos! y como ha ido para abajo Vegadeo, ¡que peniña!), el gran señor Pedro Vargas (Felicidades), Doña Lola Beltrán (Que seas Feliz), sin olvidar a Don Antonio Machín (Dos Gardenias; El Compromiso; Toda Una Vida; El loco; No me vayas a olvidar; etc. En los años 50, principios de los 60 fue contratado varias veces por la zona astur-galaica del Occidente asturiano y la Mariña lucense), Olga Guillot (Miénteme; Soy lo prohibido), Gardel, El Polaco, los fados de AmaliaŠ De España: el pop, rock, la copla, la canción melódica (Iglesias empezaba a triunfar en el mundo), el flamenco (los bailarines Antonio y Antonio Gades con sus compañías, siguiendo la estela de Carmen Amaya, triunfaban en los mejores teatros del mundo y que decir de Paco de Lucia, Camarón y otras grandes figuras), las rumbas y versiones del Pescadilla, Bambino, El Príncipe Gitano, El Chaqueta, Chano Lobato, Chacho, Peret (que cantaba en la Lambretta La Siempre Viva con Negrito y José Emilio cuando íbamos de verbena), Gato Pérez… ¡Uf! la lista es muy larga y cada canción tiene su momento, su historia, su recreación.

Ya lo decía el gran pianista Friedrich Wilhelm Nietzsche, conocido por Nietzsche O do Martelo y que creo, con relación a la música y la filosofía, el termino La Tercera Oreja que después retomaría Freud: La vida sin la música sería un error. Y con un mar, un son, unos calamares en su tinta del Cantabrico y un ambiente como el de Tapia de Casariego de los 60-70, el paraíso, Wonderful Belle Epoque, Queridiños Meos.

TCHAIKOVSKY

Empero, la música que ahora me sirve para revivir de la mejor manera aquella época es la arrebatadora obertura-fantasía Romeo y Julieta de Piotr Ilich Tchaikovsky. Tocada magistralmente por la Sinfónica de Barcelona bajo la dirección e interpretación del reputado violinista Pinchas Zukerman.

Y en la que el director, tratando de ser fiel al gran compositor ruso, juega muy bien con los pasajes de alegría, euforia, pasión, fiesta, tristeza, depresión y tragedia. Lo que, también, tiene que ver con Tapia y sus Australianos. Aquela tola alegría/ aquel brincar sin dor/ aquela risa sin fin/ porqué, porqué se acabou (Rosalía de Castro).

Peter Gulley, uno de los Australianos de Tapia, una vez que volvió a su tierra y después de participar en la guerra del Vietnam donde fue herido, posteriormente murió y sus cenizas fueron traídas a Tapia por su hermano Robert. Fueron vertidas en el mar de Tapia que tanto surfeó y donde, él, Robert y John, dejaron tan buenos recuerdos e hicieron tantos amigos.

Las olas y los Australianos de Tapia al surfear/ siempre nos hacen soñar/ en aquellos maravillosos veranos/ de amistad y de nunca acabar /El pasado no ha muerto/ si cuadra, no ha pasado/ y con la música/ menos/La mort est plus fort que le corp/ Mais l¹amour est plus fort que la mort/ La muerte es mas fuerte que el cuerpo/ pero el amor es mas fuerte que la muerte (El Sollo del Café-Bar Leandrín, William Faulkner, Cortijo y El Gran Combo, Vladimir Yankelevich)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Miguel Cancio

Miguel Cancio, profesor universitario durante 40 años y luchador infatigable por la libertad y la inteligencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído