Carmen Tomás – ¡Más impuestos, qué sorpresa!


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

La economía española, ahora ya lo sabemos más certeramente, decreció tres décimas más de lo inicialmente calculado por el INE. El PIB se contrajo en 2008 un 1,2 por ciento como venían diciendo muchos economistas y expertos a los que no les salían las cuentas. Algo parecido puede pasar con los datos de los dos primeros trimestres del año (del segundo de momento conocemos el avance, una caída del 1 por ciento). En los últimos días hemos conocido otros datos que siguen preocupando sobre la evolución de la actividad en la industria y en el comercio y las perspectivas de aumento del paro son escalofriantes. La última previsión conocida habla del 25 por ciento de tasa de paro sobre población activa.

La preocupación, por tanto, para el último cuatrimestre es máxima sobre todo porque el ejecutivo se ha quedado sin munición. Ideas eficaces no las tenido nunca desgraciadamente, aunque se len han dicho por activa y por pasiva. Y lo más sangrante, las arcas del Estado están bajo mínimos. Así que la solución, que fue negada como todo en esta crisis, pasa por subir los impuestos. No hacía falta que nos lo dijera la ministra de Economía, pero por si alguien aún llamaba alarmistas y pesimistas a los que lo venían señalando como inevitable, pues ahí está el anuncio. Dice Salgado que todas las figuras impositivas van a ser retocadas y que las subidas afectarán a más de cinco millones de contribuyentes. Esta es otra cosa que ya veremos porque avanzando posibles beneficiarios o probables damnificados el gobierno no ha dado ni una.

Y es que era de cajón de madera de pino. Los ingresos retroceden de forma dramática y los gastos aumentan. Se puede emitir deuda, pero hay que pagarla y a qué precios. Veremos cómo se articula esto al final. Pero si suben todas las figuras impositivas acabará afectando a todo el mundo por un lado o por otro. Si no es el IRPF será Sociedades si no IVA, IBI, tasas, tabaco, gasolina. De hecho, la presión fiscal ya nos ha subido a todos en el último año fruto de la locura subvencionadora de este gobierno y la nula capacidad demostrada por ZP y su gobierno para hacer frente a la crisis adoptando medidas que generaran actividad y no destruyera puestos de trabajo masivamente.

La subida de impuestos será el regalito envenenado que todos nos comeremos por no haber adoptado a tiempo las medidas que requería la situación de crisis primero y de recesión después que vive España desde hace prácticamente dos años. Un incremento impositivo que desgraciadamente sólo tapará agujeros porque el dinero seguirá yéndose por los sumideros de las subvenciones y de los planes absurdos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído