Fernando Jáuregui – Los anuncios de Zapatero


MADRID, 28 (OTR/PRESS)

Uno podría haber pensado que, tras un verano de confusiones, declaraciones y contradeclaraciones, la rueda de prensa con la que Zapatero marcaba el inicio del curso debería haber aclarado un poco más el panorama. No digo yo que el presidente, bronceado y eternamente optimista, hurtase el bulto o esquivase cuestiones, no; lo que digo es que ZP se ha convertido en un político que divaga mucho más de lo que lo hacía cuando llegó a La Moncloa.

La definición de la subida «limitada y temporal» de impuestos, por ejemplo, no ha puesto fin a la gran polémica levantada por el ministro de Fomento acerca de subir más las tasas a las rentas más altas. De la misma manera que tampoco precisó si se congelarán los sueldos a los funcionarios o desde qué fecha y para cuántos se pondrá en marcha la bonificación de 420 euros para quienes hayan perdido el subsidio de desempleo. Por no precisar, ni siquiera precisó si se verá con Rajoy -«entra dentro de lo probable en algunas semanas»-.

Pero, en fin, a quienes lo vimos en vivo y en directo, hablando desde su atril en La Moncloa, nos pareció que Zapatero llega más serio de sus vacaciones en La Mareta, pero con ganas de agarrar por los cuernos a los muchos toros sueltos en los encierros de esta feria. No dijo gran cosa nueva, no hubo sorpresas, pero seguramente guarda algunos conejos en la chistera, y los irá sacando a medida que le convenga hacerlo. Sí aprecié que no parece tener mucha gana de pelea con el principal partido de la oposición, pero ya se sabe que Zapatero es contenido en las formas e implacable en el fondo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído