Fermín Bocos – Hipócritas.


MADRID, 7 (OTR/PRESS)

Tras publicar el diario «El País» humillantes escenas de prostitución cazadas por un fotógrafo en los aledaños de Las Ramblas, la Policía Nacional (Interior), los «Mossos d*Esquadra» («Generalitat») y la Guardia Urbana (Ayuntamiento de Barcelona) han desencadenado una inopinada redada cuyo primer saldo ha sido limpiar de putas los alrededores del famoso Mercado de la Boquería, frontera norte del barrio del Raval, antaño llamado «Barrio Chino», enclave histórico de prostitución presente ya en los tiempos del pistolerismo y el «Noi del Sucre», cuando allí se ventilaba a tiros la «verdad del Caso Savolta».

Cualquier barcelonés sabe lo que sucede en las sucias callejas de éste barrio, al igual que los madrileños no ignoran qué es lo que se despacha a cielo abierto en Montera o en la retaguardia de la Telefónica. Por no hablar más que de estas dos capitales. También lo saben las autoridades. Pero hacen como se dan de nuevas.

Hasta que la prensa no publicó las fotos, los políticos miraron para otra parte. A partir del momento, en el que el escándalo resultó inocultable, ¡grandes aspavientos! El ministro (Rubalcaba) debió llamar al delegado del Gobierno y éste al «conseller» (Saura) quien a su vez debió hablar con el alcalde (Hereu) y, a partir de ahí, ¡la gran redada!

Los ciudadanos del entorno de La Boquería llevan años denunciando la degradación del barrio, pero hasta que no se publicaron las fotos, ni Dios les hizo caso. En la burbuja en la que viven los políticos, nadie había querido saber nada. Sobrepasado por la magnitud de la cuestión, Jordi Hereu, el alcalde de Barcelona, ha llegado a plantear la prohibición de la prostitución callejera. Se ha quedado sólo con la idea.

Zapatero, el presidente del Gobierno, a preguntas de Isabel Gemio, optó por escaquearse, evitando contestar a sí procede regular la prostitución, lo que en términos eufemísticos un periódico denomina «trabajo sexual voluntario». Está claro que estamos rodeados. De hipócritas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído