José Luis Gómez – A vueltas con España – Movimientos en las cajas


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

El año se consume y el anuncio que había hecho a comienzos de 2009 el presidente de la CECA, Juan Ramón Quintas, sobre dos posibles fusiones, sigue en el aire, si bien son insistentes los rumores sobre las negociaciones en distintas partes del país. Las cajas no estudian fusiones porque les apetezca, sino porque lo necesitan, afectadas como están por el alza de la morosidad y otros problemas financieros, ligados de una u otra forma a su exposición al sector inmobiliario. Otro factor que va a acelerar el proceso es el llamado FROB, el caramelo financiero que le dan a las entidades que se fusionen, ya sabedoras de que las ayudas públicas no serán intemporales ni ilimitadas.

En este momento, a los males conocidos se suman nuevos problemas del mercado, que en condiciones normales serían una mera turbulencia pero que en plena crisis pueden hacer caer alguna entidad en España. Las revisiones de hipotecas que están haciéndose estos días penalizan sus márgenes y tras la caída de tipos sólo cabe esperar subidas, de modo que sus márgenes financieros pueden resentirse nada más comenzar el 2010.

Las autoridades económicas y financieras, conscientes de los riesgos latentes, intentan por todos los medios incentivar las fusiones con el propósito de que al menos las cajas resultantes estén mejor musculadas. Si algo no funciona, el Banco de España siempre tiene en su mano la llave para forzarles a aflorar la morosidad, tras haber relajado las normas de saneamiento. De momento, algunas cajas han reaccionado con cierres de oficinas, pero con eso no basta. Necesitan gasolina, es decir, más capital o compartir el futuro con algún aliado, sin descartar extraños compañeros de cama.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído