Ancianos, Ciudad Cultura, Puerto exterior: Si a Galicia

Cuando se propuso la Ciudad de la Cultura en Santiago de Compostela, en un momento en que en esta ciudad recogíamos firmas para apoyar a los ancianos y promover una mejora en su atención con una residencia donde estaba el antiguo Hospital Provincial junto al Hospital General Universitario y que fueron cerrados una vez que se creo el Complejo Universitario Hospitalario de Santiago (CUHS), el que suscribe, habida cuenta de que Galicia tenía y tiene un grave problema de envejecimiento y graves carencias en lo que se refiere a la atención de ancianos, propuso, en los medios y diversos foros, que se crease un gran Complejo para atender a los ancianos en lo que se refiere a su asistencia y residencia pero también a la formación e investigación básica y aplicada que tiene que ver con la vejez.

Lo cual, como se viene demostrando, sería muy rentable para toda Galicia:

– Rentable económicamente, pues, este sector de la vejez es uno de los mayores generadores de empleo en múltiples campos y no solo en el caso de la salud y la asistencia social. Un anciano completamente dependiente necesita profesionalmente al menos dos personas que lo atiendan en turnos de ocho horas y a lo que habría que añadir alguien que este alerta las ocho horas de la noche restantes. En España, solo con la enfermedad de Alzheimer, hay del orden de 600.000 personas y en Galicia del orden de 30.000. A estos habría que añadir otros muchos ancianos enfermos, dependientes.

– Y rentable social y humanamente, pues, todo lo que es hoy Galicia (pero también España) se debe a las personas mayores que han tenido que trabajar, dentro y fuera de Galicia y España, en condiciones muy difíciles.

La principal cultura, la que en realidad vale la pena, es la que se preocupa, no solo por la calidad material de vida, sino, también y primordialmente, por la calidad humana y espiritual de vida, sin olvidarse nunca, al contrario, prestando especial atención a los que mas sufren, a los mas necesitados, a los mas dependientes. Pero ¡ojo! sin convertirlos en agentes, sectores, regiones y países cautivos por el asistencialismo, subvencionismo, ayudismo puestos en marcha, a escala local, provincial, autonómica, nacional e internacional, por demagogos, por populistas varios que lo único que les importa es acceder al poder, beneficiarse del poder desde lo publico y lo privado, y mantenerse y reproducirse en el poder como sea, a costa de quien sea y de lo que sea. El problema de los ancianos no se arregla con fiestas, tratando de comprarlos, seducirlos, engañarlos, manipularlos, contaminarlos (la peor contaminación es la del alimento espiritual y que da lugar a las peores contaminaciones y corrupciones) con unos cuantos caramelos, con diversas instancias que traten de llevarlos al huerto sin importarles su dignidad, al contrario, humillándolos de mala manera como se viene viendo en la televisión y otros medios.

Atención a los ancianos

España, en la atención a los ancianos (plazas de residencia, bien situadas y con calidad ; plazas de geriatría, gerontología, hospitales y centros especializados, de formación e investigación, etc.; urbanismo, viviendas y otras infraestructuras y servicios pensando en los ancianos; hay muchas residencias que no tienen médico ni enfermera ni auxiliar de enfermería y otras que lo tienen y no hace nada; hay residencias que meten a los ancianos en la cama para no atenderlos y cuando nunca deberían estar en la cama; hay casos dantescos y, también, de robo de bienes, de las propiedades de los ancianos residentes. Se inspeccionan mas los coches que las residencias de ancianos, que la situación de los ancianos, por ello, en Galicia y otras partes de España, vienen muriendo ancianos en sus casas y de lo que nadie se da cuenta hasta pasado cierto tiempo) esta bastante por debajo de la Unión Europea a 15 (la mas desarrollada) y Galicia esta bastante por debajo de España (en Servicio de asistencia a domicilio; Teleasistencia; Centros de Día y Oferta Residencial) con la grave particularidad de que las pensiones gallegas son las mas bajas (la pensión media gallega es del orden de 630 euros al mes, con bastantes gallegos por debajo de los 500 euros; y la pensión media española es del orden de 750 euros al mes con bastantes españoles por debajo de los 600 euros), la población gallega es la mas dispersa de España y las condiciones de vida, urbanismo y habitat de muchos ancianos gallegos son muy duras. De las 60.000 unidades de población que tiene España, Galicia tiene 30.000, lo que hace mucho mas difícil la atención a los ancianos y, de manera especial, a los mas necesitados.

Galicia tiene una de las poblaciones mas envejecidas de España y Europa. Sin embargo, y a pesar de que la Constitución española habla en numerosos artículos de la solidaridad y dice, en concreto, en el artículo 50: Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio; sin embargo, como decíamos, a pesar de este artículo 50 y otros en la misma línea de solidaridad, en España el Gobierno español, los poderes públicos no vienen tomando medidas en todos los ordenes para atender con honradez, profesionalidad, competitividad y la máxima humanidad a los ancianos y, sobre todo, a los mas dependientes, a los mas necesitados.

Al contrario, en el marco de la peor demagogia política, se atienden asuntos que no son nada prioritarios y se desatienden a los ancianos dependientes y otros asuntos igual de prioritarios como es el caso de los enfermos mentales, de los enfermos discapacitados dependientes, de los enfermos crónicos, graves y dependientes, de los enfermos terminales, etc.

Recogimos 15.000 firmas en Santiago para una residencia de ancianos donde estaba el Hospital Provincial y otras cosas en la misma línea. Algunos, gracias a aquellas firmas, hicieron carrera política y, después, se olvidarían completamente de lo que pedían. El Hospital Provincial en ruinas, sigue sin dar paso a la residencia de ancianos y, donde estaba e Hospital General, se hicieron pisos muy caros. En dicha zona, al desaparecer dichos hospitales, se han cerrado numerosos negocios.

Por las razones que he señalado, cuando se lanzó la Ciudad de la Cultura, propuse lo del Complejo Asistencial, Formativo y de Investigación para los ancianos. Pero creo que una buena red de infraestructuras y servicios para atender a los ancianos, debidamente dotada de medios humanos y materiales, con centros de formación e investigación en dicho campo (un gran prioridad para Galicia), que funcione bien (honrada, profesional, competitiva y humanamente) no es contraria con La Ciudad de la Cultura, que también tiene que funcionar bien, ser rentable socioeconómica y culturalmente.

Ciudad de la Cultura de Galicia

Cuando amplié estudios de Sociología en París tuve el privilegio de acudir con mucha frecuencia, en el corazón de esta maravillosa ciudad, al llamado Beaubourg o también Centro Pompidou, es decir, al Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou, levantado en los 70 y que alberga una gran biblioteca (donde uno podía aprender idiomas gratis, se hacían grandes exposiciones, se facilitaba gratuitamente información bibliográfica, etc.), un gran museo con múltiples salas, centros de investigación de prestigio internacional y otros espacios. Acudía muchos días a estudiar y consultar la biblioteca de este centro con acceso directo a los libros, revistas, informes, etc., y desde que abría hasta que cerraba. En la gran plaza que tiene enfrente se celebraban todo tipo de actos por artistas de calle. Con el lanzamiento de este centro se puso en marcha una gran campaña progre, izquierdista para oponerse. El Centro Pompidou ha sido un gran éxito y hoy nadie se acuerda de aquella Campaña del No.

Estos días, en la radio se puede escuchar publicidad que ofrece viajes para acudir a los conciertos, la opera en Oviedo, la capital de Asturias. Esta ciudad supo potenciar teatros como el maravilloso Campoamor, añadir otros contenedores nuevos, mejorar mucho su urbanismo (con buenos aparcamientos) y, (Oviedo) con capacidad de seducción, buenas infraestructuras y ofertas, hoy, es una de las ciudades mejores de España y que compite internacionalmente. Y eso que carece de AVE y esta mal comunicada, como también sucede con Galicia. Es inconcebible, que, en el siglo XXI, el Finisterre del Finisterre que es Asturias (como Galicia) se oponga al AVE transcantábrico que defiende Galicia y que están haciendo Santander-Cantabria y Bilbao-País Vasco. ¿Qué intereses hay detrás de esta oposición?.

En España, el Museo Guggenheim de Bilbao fue un auténtico revulsivo socioeconómico y cultural y le ha dado mucho prestigio a esta ciudad. Al igual que la Ciudad de las Artes y de las Ciencias a Valencia.

En Italia, Trento (por citar solo esta; 115.000 hab.), gracias a los conciertos de música clásica tiene resonancia internacional y atrae a gente de todo el mundo como la ciudad austríaca Salzburgo (150.000 hab.) o la alemana (de menos de 80.000 habitantes) y wagneriana Bayreuth.

Santiago de Compostela (del orden de 100.000 habitantes), capital de Galicia y que esta en el centro de las ciudades gallegas, es una ciudad única en el mundo por su Camino de Santiago, su Ciudad Vieja -Complejo monumental y su Universidad de 500 años de historia. Compostela, Patrimonio de la Humanidad, Itinerario Cultural Europeo, Calle Mayor de Europa, que cada año tiene mas fuerza y que hay que defender, conservar y mejorar con honradez, humildad, rigor, respeto, creatividad, firmeza y mucha atención, pues, corre el peligro de desnaturalizarse por aquellos a los que lo único que les importa es el poder a cualquier precio y, además, vienen actuando con politiquería, odio y sectarismo, con afán de liquidar a los principales competidores y oponentes pero, también, referencias esenciales como las de la religión católica, referencias espirituales, culturales y artísticas que tienen miles años de historia y un gran arraigo entre las gentes.

¿Se puede borrar o desnaturalizar el Camino de Santiago por ser cristiano y que le da tanta fuerza a Galicia y España (Santiago es, también, patrón de España)? Sobre los ancianos y otros muchos sectores, la iglesia católica viene haciendo, en España y desde hace mucho tiempo, una gran labor al atenderlos, al cuidarlos. Sin embargo, hay españoles, hay ciudadanos, muy desagradecidos, que se les llena la boca de justicia, solidaridad y otras grandes palabras, que atacan y denigran con gran dureza a la Iglesia católica con tópicos ideologicistas, cuando, al mismo tiempo que vierten esos ataques, sus padres, familiares suyos están siendo atendidos por dicha iglesia católica y ellos, a pesar de sus grandes proclamaciones progres, solidarias, etc. en la practica real se preocupan muy poco (por ser benévolos en los términos) por sus padres y familiares que están bajo el cuidado de la Iglesia. El Hostal de los Reyes Católicos, en la maravillosa plaza del Obradorio, al lado de la catedral y que ahora es uno de los mejores hoteles del mundo, fue un hospital creado por los Reyes Católicos y llevado por la Iglesia para atender a los mas necesitados y a los peregrinos.

Santiago de Compostela, por el Camino de Santiago, por la Catedral, Ciudad Vieja y MonumentalŠ, que atrae cada año mas de 3 millones de turistas y el Año Santo mas de 10 millones, es una de las ciudades mas conocida en el mundo y una de las mas visitadas de toda España como acaban de poner de manifiesto las estadísticas oficiales.

En estas condiciones, un Ciudad de la Cultura, completa y no cercenada, no amputada en piezas esenciales, como la del gran arquitecto americano Peter Eisenman de prestigio mundial (sobre el que volveremos mas adelante) y que se gestione honradamente, con el máximo nivel, con la mayor profesionalidad, rigor, competitividad y creatividad, y no con politiquerías, partidismos, clientelismos, nacionalismos, provincianismos, localismos, puede situar, no solo a Santiago sino a Galicia, en los mejores circuitos culturales del mundo y con una capacidad de atracción, en toda España e internacionalmente, de gran importancia y repercusión.

Proyecto gallego, español, europeo

Esta claro que este gran proyecto es, no solo para Santiago y Galicia, sino para toda España y Europa, pues, el Camino de Santiago es un Camino europeo pero con fuerte repercusión mundial (que cada día es mayor) y, por supuesto, en nuestros hermanos de América del Sur, de Hispanoamérica, de Iberoamérica, pero también, puede y debe serlo para nuestros hermanos hispanos de los Estados Unidos (mas de 40 millones y cada vez con mas poder e influencia).

Ni cacerías ni diktak

Al ser la Ciudad de la Cultura un proyecto cultural del máximo nivel mundial (habría que implicar a la Unión Europea, Consejo de Europa, UNESCO-Naciones Unidas, etc. para que, también, le den su máximo apoyo) y para una Ciudad-Autonomía de 2,7 millones de habitantes como es Galicia, no se entiende, resulta absolutamente lamentable, condenable e, incluso, chusco sino fuese tan impresentable, que se haya desatado una sórdida, una desdichada, una estrecha campaña sistemática y permanente (parecida a la que se lleva contra el Deportivo) contra dicho proyecto y por un prestigioso y centenario medio de comunicación gallego. Se trata de una miserable campaña que responde al peor de los localismos, de los provincianismos, a unas prepotencias, caprichos personalistas, a unos delirios que algunos creíamos felizmente superados y que nos retrotraen a otras épocas muy negativas para Galicia.

Algunos, a estas alturas, se creen amos, dueños y señores, con el poder de dar el placet, de decidir lo que se puede y no se puede hacer en Galicia. Por lo que, aquellos que osen oponerse a sus diktak, a su juego sucio, sabrán lo que vale un peine, sufrirán cacerías implacables e impresentables como, por ejemplo, la que viene sufriendo el Depor de Lendoiro (y su familia). Lo malo es que hay importantes personalidades y cargos de la política, la justicia, la universidad, la ciencia, el mundo de la empresa, las finanzas, las profesiones, la cultura, el deporte, etc. que, por rascar bola mediáticamente y/o por no verse silenciados e, incluso, ninguneados y atacados (ellos y sus familias), se someten servilmente a dichos diktak e, incluso, colaboran activamente en las cacerías, campañas denigratorias.

¿Cómo es posible que dicho gran medio, con el fin de atacar a la Ciudad de La Cultura con cualquier pretexto, sirva de eco a los que, carentes del mínimo rigor y seriedad, han propuesto que este gran proyecto, reconocido mundialmente, se transforme en edificio de oficinas-sede de la Xunta de Galicia?

Para colmo, la ciudad, en la que se edita ese importante medio, ha sido la mas beneficiada, y con mucho, en infraestructuras, contenedores y servicios varios, y en relación al resto de las ciudades gallegas. En la actualidad, se esta levantado en La Coruña el exterior , que es una inversión bastante superior a la Ciudad de la Cultura y que dará paso a grandes obras e inversiones en el puerto viejo coruñés. Y me parece bien que se haga este puerto y todas las infraestructuras y servicios que requiera esta maravillosa ciudad, y el resto de las ciudades, villas y pueblos gallegos, pero pensando, con honradez y el máximo rigor, en el bien de Galicia, de todos los gallegos en su conjunto, y no en politiquerías, en localismos, en provincianismos interesados, en mezquindades personalistas y que solo conducen a que, Galicia y los legítimos intereses de los gallegos, salgan perdiendo.

Se habla del aumento del gasto en la Ciudad de la Cultura, pues, bien: ¿por cuánto se ha multiplicado el gasto en el Puerto Exterior?; ¿quién esta haciendo en La Coruña el seguimiento de este gasto, de esta obraŠ? Hay que hacer un análisis critico pero que sea honrado, deontológicamente profesional y no sectario ni interesado ni excluyente.

En estos momentos, Sarkozy (como antes Mitterrand, como antes Chirac, Giscard, Pompidou, De GaulleŠ) ha lanzado unos proyectos inmensos para potenciar, aún mas, París, la capital de Francia e, incluso, para ¡¡abrirla al mar!!. La Ciudad Luz que atrae a mas turistas de todo el mundo, que sitúa a Francia a la cabeza mundial del turismo y que beneficia, y mucho, a todos los franceses.

Terminemos con un pequeño homenaje al gran tanguero y culto Edmundo Rivero (Una luz de almacén) para lo que recurrimos libremente al payador uruguayo Juan Pedro López El oriental López: Que el divino fulgor/ del que habla el payador/ nos haga mucho mejor/ sin cacerías ni juegos sucios/ con una Cultura-Ciudad de la Cultura Noble y Superior.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Miguel Cancio

Miguel Cancio, profesor universitario durante 40 años y luchador infatigable por la libertad y la inteligencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído