José Cavero – Tibia reacción de la dirección del PAP.


MADRID, 7 (OTR/PRESS)

Tras la publicación por los medios informativos de los correspondientes resúmenes del sumario del Caso Gürtel, cabía esperar que la dirección del PP hiciera alguna declaración sobre el asunto, pero ha sorprendido, por el contrario, la pasividad y tibieza con la que el asunto ha sido recibido. Las reacciones han sido mínimas y casi tangenciales. Nadie se ha atrevido a proclamar lo que resulta de las primeras encuestas efectuadas sobre la materia: que Rajoy debiera prescindir, de manera fulminante, de todos cuantos cooperaron con la Trama Gürtel, como por otra parte, sucedió con algunos casos iniciales en la Comunidad de Madrid.

En otros casos, la actitud ha sido mucho más «comprensiva», y hasta descorazonadora: el alcalde de Pozuelo, tras ser destituido, volvió a ser fichado por Rajoy, y la ex esposa del referido alcalde, Ana Mato, sigue perteneciendo al «núcleo duro» de la dirección «pepera». ¿Qué han dicho los jefes del PP?. Mariano Rajoy, en un primer momento, y tras recomendar indiferencia y olvido ante el escándalo, se ha limitado a decir ayer que «ha fijado un rumbo», y que, «aunque habrá dificultades y problemas en el camino, se superan cuando uno tiene claro a dónde va». A medida que pasaban las horas parece que se ha visto a endurecer un poco su reacción…

Por su parte, la secretaria general popular, María Dolores de Cospedal, afirmó que «estamos actuando como tenemos que actuar»; mientras que Soraya Sáenz de Santamaría, la portavoz parlamentaria, defendió que su partido mantenga «la cabeza fría» en la gestión del caso Gürtel. Apenas hay voces discrepantes, como las de Fraga o Aguirre, o bien voces que disienten de lo que de ellas se afirma en los folios del sumario conocido ahora formalmente, pero en muchos casos ya anticipado por las correspondientes filtraciones producidas en los últimos meses. Por ejemplo, niega que se haya beneficiado de la Trama Gurtel el cuñadísimo Agag, de muy estrecha relación personal con Francisco Correa, «don Vito», según ha pasado a ser denominado.

Queda fuera de toda duda la amistad del entorno de Camps con la Red Gurtel y las dádivas que no sólo el presidente valenciano, sino más aún Ricardo Costa, recibieron de El Bigotes y sus empresas. La trama detalla las gestiones para conseguirle a Costa un vehículo de lujo, y del regalo de un reloj de 25.000 euros. Se confirma la sospecha de que se produjeron dos clases de «beneficiarios»: uno, el partido, mediante financiación irregular obtenida en Valencia o Galicia, y otros, los que obtenían «amabilidades» y dádivas a título personal. Será difícil que el partido pueda permanecer mucho tiempo ajeno a las denuncias que el sumario contiene.

Ante todo este aluvión de acusaciones, Rajoy prefiere proclamar que la gran mayoría del PP es gente honrada y no contaminada por esas malas prácticas perseguidas por los Tribunales. Y, a lo sumo, y parece que tras larga meditación y tras las presiones de no pocos militantes y de la opinión pública, ha llegado a la conclusión de que el PP actuará y exigirá responsabilidades a aquellos que han hecho lo que nunca debieron hacer». No es mucho, pero es algo…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído