Carlos Carnicero – España en peligro de berlusconización.


MADRID, 8 (OTR/PRESS)

Italia ha comenzado el proceso para liberarse de Berlusconi. El final de una era en la que la desintegración de los partidos políticos institucionales y tradicionales abocó a la aparición de un fenómeno tan atípico como el de Silvio Berlusconi en la política europea. Ahora, declarada inconstitucional la ley que pretendía dotar de impunidad al primer ministro, Italia empezará a abrir los ojos sobre la realidad del populismo aplicado por uno de los hombres más ricos de Europa.

En España estamos en una deriva muy peligrosa que nos puede conducir a una cierta berlusconización de la vida pública por la desafección de muchos ciudadanos de la política y de los partidos. Las últimas encuestas son elocuentes de esta situación: por una parte el Gobierno se enfrenta a la falta de confianza de los ciudadanos que creen que no está dirigiendo bien la economía del país para salir de la crisis. De otra parte, el PP se hunde en el barro de una trama de corrupción que sus dirigentes no están sabiendo atajar. Se puede empezar a pensar que sin los líderes del PP no son audaces e intentan una refundación del partido liberado de todas las personas implicadas en casos de corrupción la resultante puede ser la inhabilitación del partido como alternativa de gobierno.

Existe el peligro de generalización del desprestigio y que se instale en la sociedad la creencia de que la mayoría de los políticos están en la vida pública por interés o para enriquecerse. Si se generaliza la duda sobre la honorabilidad de los políticos nos encontraremos en la antesala del descrédito de la política que abra la vía a la aparición de fenómenos populista al margen de la institucionalidad.

Incluso en un tema tan apetecible desde el punto de vista de los réditos electorales debieran colaborar los dos grandes partidos para extirpar con asepsias a los corruptos de la vida pública y defender nuestro sistema de partidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído