José Luis Gómez – A vueltas con España – Costa abre el Camino


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Los progresos judiciales y la dimensión mediática del «caso Gürtel» también se traducen en avances políticos, ya que así se pueden interpretar las decisiones de quienes están apartando de la vida pública a personas salpicadas por esta gigantesca trama de corrupción, quizá la mayor desde que se recuperó la democracia en España. Finalmente, tras un baile de confirmaciones y desmentidos, el «caso Gürtel» se cobra la cabeza del «número dos» del PP valenciano, Ricardo Costa, con lo cual el presidente Camps sigue los pasos de su colega de Madrid, Esperanza Aguirre, quien ya se había adelantado al expulsar del PP a tres diputados igualmente tocados por la ola de corrupción. En su caso, ya es la segunda vez que las revelaciones judiciales y policiales se llevan por delante a personas de su confianza.

La caída anunciada de Costa no se acompaña, por ahora, de una explicación por parte del atrincherado Camps, que resulta necesaria. Del mismo modo, sigue faltando un gesto de autoridad por parte de Mariano Rajoy, cuya indecisión es evidente, mientras pasa por la humillación de que Manuel Fraga le llame la atención en público y la presidenta Aguirre se permita el lujo de darle consejos sobre lo que debe hacer en el Senado y en el Congreso con los imputados Luis Bárcenas, ex tesorero del PP, y Jesús Merino, para lo cual se pone de ejemplo tras haber forzado la salida de tres parlamentarios en la Asamblea de Madrid. Parece evidente que el valenciano Costa sabe lo que hace cuando emprende el Camino…

¿Moverá ahora ficha Mariano Rajoy en otros entornos, entre ellos el de Génova? ¿Llegará la onda expansiva a Galicia, donde el presidente Feijóo prometió limpieza? ¿Pasará algo más en la de momento silenciosa Castilla y León, también conectada a la trama? Son preguntas que seguirán planeando sobre el puente de estos días, mientras Costa meditará haciendo el Camino de Santiago. El hasta ahora «números dos» de Camps salió de Valencia creyendo que su presidente tenía «confianza» en su persona y en su gestión y regresará reconfortado por el Camino pero derrotado por la trama que un día hizo el camino inverso, precisamente desde Galicia a Valencia, guiada por Pablo Crespo, que, por cierto, es hijo de quien fue el hombre de confianza de Rajoy cuando éste había sido presidente de la Diputación de Pontevedra y vicepresidente de la Xunta de Galicia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído