Eisenman y la Ciudad de la Cultura de Compostela

En el artículo anterior que publiqué en periodistadigital señalába que la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela, creada por el gran arquitecto americano Peter Eisenman y que gano el concurso de dicha obra en el que concurrieron grandes figuras internacionales de la arquitectura como por ejemplo los premios Prizker (Oscar de la arquitectura) Jean Nouvel y Rem Koolhaas; dicha Ciudad de la Cultura compostelana, siempre que se gestione de forma honrada y con la máxima competencia y competitividad internacional, y valiéndose de que Compostela es la ciudad donde, en la Plaza del Obradoiro y en la Catedral, culmina el Camino de Santiago (y que, después, tiene una proyección telúrica, atávica hacia el Finis Terrae, el Fin de la Tierra de la Costa de la Muerte), podrá jugar por derecho propio en las ligas de las grandes referencias mundiales en el campo del arte, de la cultura, de la música, de la arquitectura y de la espiritualidad.

Arte, cultura, música, espiritualidad

En efecto, en el campo de arte, Santiago de Compostela ha sido considerada por la UNESCO, es decir, por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura: Patrimonio de la Humanidad. En el campo de la cultura, Santiago de Compostela ha sido considerada por el Consejo de Europa: Itinerario Cultural Europeo. En el campo de la música y que, como los anteriores, es muy importante para el desarrollo cultural y artístico pero también para el socioeconómico.

En este campo musical creo que conviene recordar que Santiago de Compostela desde 1958 es sede de los Cursos Internacionales y Universitarios de Música en Compostela. Estos cursos fueron creados por iniciativa del gran maestro Andrés Segovia y que fue apoyada por el diplomático José Miguel Ruiz Morales, a la sazón Director General de Relaciones Culturales en el Ministerio de Asuntos Exteriores y que fue uno de los principales impulsores de Música en Compostela y presidente de dichos cursos desde su inicio hasta 1974, año que falleció cuando era embajador de España en Suiza.

En los cursos de Música en Compostela, además del citado Segovia, han enseñado figuras como Victoria de los Angeles, Conchita Badía, Carmelo Bernaola, Montserrat Caballé (que también fue alumna), Gaspar Cassadó, Oscar Esplá, Antón García Abril, Cristóbal Halffter (que, también, fue alumno), Alicia de Larrocha, Federico Mompou, Joaquín Rodrigo, Xavier Montsalvatge, Luis de Pablo y Rosa Sabater. Y, entre sus alumnos, además de los citados, destacamos, de una amplia y prestigiosa lista, a Jesús López Cobos, John Williams y Christopher Hodwood.

Desde 1968, Su Majestad la Reina Doña Sofía (una gran aficionada y promotora de la música) es Presidenta de Honor de Música en Compostela y su Consejo Directivo esta presidido por el expresidente de la Xunta de Galicia Gerardo Fernández Albor (hace unos días Don Gerardo recibía la medalla de oro de la Fundación del Mérito Europeo que le entregó en el Hostal de los Reyes Católicos Jacques Santer, expresidente de la Comisión Europea y exprimer ministro de Luxemburgo). Forman parte del consejo Directivo de Música en Compostela: la Universidad y Ayuntamiento de Santiago y la Xunta de Galicia. Y son consejeros a título personal: Montserrat Caballé, Alicia de Larrocha, Antonio Iglesias, Enrique Jiménez, Agustín León Ara y Félix Hazen. Una parte de estos nombres son miembros de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Polifonía de ritmos

El trabajo de Eisenman fue elegido entre once grandes proyectos por su singularidad tanto conceptual como plástica y su excepcional sintonía con el lugar. El director del dentro de Arquitectura de Canada Kurt W. Foster declaró que el diseño de Einsenman es como: Una colina encantada donde deben seguir llegando peregrinos. Einsenman dice que su proyecto se inspiro en la vieira y que todos y cada uno de los edificios son fundamentales para darle el sentido a la Ciudad de la Cultura como instrumentos diferentes que crearan una polifonía de ritmos. Añade Eisenman (excelente entrevista de Carmen Villar en Faro de Vigo 27-09-09, pags 18, 19): Todo el complejo de la Ciudad de la Cultura puede competir a nivel mundial. No esta solo al nivel de Galicia, España o Europa sino a nivel mundial. Creo que es muy importante para Galicia porque atraerá un gran número y muy diverso de grupos culturales, de turismo cultural y que completara el turismo religioso. Creo que va a convertirse en un recurso muy importante para Galicia y mas importante que el Museo Guggenheim de Bilbao porque se trata de seis edificios. Mi edificio favorito es el Teatro de la Música y es el edificio mas importante del grupo.

El gran Teatro de la Música de la Ciudad de la Cultura es una pieza esencial a la hora de la repercusión mundial de dicho complejo al poder convocar grandes eventos en el campo de la música (clásica, opera, danza, etc.) y que, al mismo tiempo, servirá para reforzar el gran impulso que viene teniendo la música en Galicia por medio de las orquestas sinfónicas, filarmónicas, de los conservatorios, las diferentes escuelas musicales y sin olvidar la posible investigación musical. Recordemos que Pierre Boulez, en el Beaubourg, en el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou, fundo el famoso Instituto de Investigación y de Coordinación Acústica y Música (IRCAM), que lleva 30 años de gran éxito como laboratorio musical de repercusión mundial. En La Ciudad de la Cultura habría que hacer algo así, sino en la música, sí en el caso de las Investigación centrada en las Peregrinaciones, en el Camino pero de forma interdisciplinaria y donde el estudio de la teología, de lo sacro, de la música, de la danza en relación con El Camino ocuparían un lugar importante. Estos centros de estudio, de investigación servirían, además, para potenciar, para darle vida a la biblioteca y el archivo de la Ciudad de la Cultura.

Espiritualidad-Ciudad de la Cultura

Otro de los campos esenciales, sobre lo que venimos insistiendo en relación con la Ciudad de la Cultura, sería el de la espiritualidad y que, por supuesto, se vincula con los campos artísticos, monumentales, culturales, intelectuales, filosóficos, literarios, poéticos, musicalesŠ Este campo tan importante tiene al Camino de Santiago como nexo vertebrador, unificador, referenciador.

En estos momentos, en Suiza, se están celebrando, en las ciudades de Riehen-Basilea (Fundación Beyeler) y Ginebra (Museo Rath), dos exposiciones sobre el gran escultor Giacometti, y en el Museo parisino de Louvre otra sobre los grandes pintores Tiziano, Tintoretto y Veronese. En la Sala Pleyel de París actúa el Conjunto Gagaku Imperial Reigakusha y que llevará a cabo una representación-concierto de Músicas y danzas tradicionales de Japón. Pues, bien, en la Ciudad de la Cultura se podrían celebrar exposiciones, representaciones como estas u otras en la misma línea pero perfectamente vinculadas con la Cultura del camino, de las peregrinaciones (pensemos en el cuadro Los Peregrinos de Emaús de Veronese y que, también, fue pintado por otros grandes pintores como Rembrandt al que tanto admiró el gran pintor gallego Laxeiro y que también pinto sobre los caminantes, el mas allአy Zurbarán), del finisterre, de lo evanescente, del misterio, de lo sagrado y de lo profano, de lo temporal e intemporal. Se trataría de una reflexión sobre la Belleza, la Justicia, la Verdad, los Tradicional, lo Moderno, la Búsqueda de la FelicidadŠ Podríamos decirlo en clave spinoziana, orteguiana, se trataría de una reflexión, a través, de la cultura, del arte, sobre la justa medida y representación de las cosas, de los cuerpos, de las almas. Pero como se trata del gran complejo de la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela estas exposiciones y representaciones musicales podrían tener un complemento bibliográfico y en el mundo de los archivos. Lo que situaría a Santiago de Compostela a gran altura en el mercado cultural internacional.

Sobre la importancia de la arquitectura en la Ciudad de la Cultura, campo que también tiene una importante repercusión a escala internacional, hay que hablar del gran arquitecto Eisenman.

Peter Eisenman

Peter Eisenman (Newart-Nueva Jersey 1932) es uno de los arquitectos mas prestigiosos del mundo y que viene destacando por su labor teórica, en el campo de la investigación y de las publicaciones, y por sus obras levantadas en diversas partes del mundo. Einsenman descolla no solo por la arquitectura sino también por la filosofía y las artes. Entre sus libros ha hecho uno junto al prestigioso filosofo francés Jacques Derrida el padre de la deconstrucción. Si cuadra, Einseman con su proyecto de la Ciudad de la Cultura, siguiendo a los buenos clásicos, busca la desmaterialización para desprenderse de lo superfluo y acercarse a la espiritualidad, a la Paideia, a la EudaimoníaŠ

Einsenman es arquitecto por las Universidades de Cornell y Columbia, Ph.D en filosofía por la Universidad de Cambridge y Doctor Honoris Causa en Bellas artes por la Universidad de Chicago.

Ha sido profesor en las Universidades de Cambridge, Princeton, Yale y Ohio. Desde 1982 hasta 1985 fue Arthur Rotch Professor of Architecture en la Universidad de Harvard, donde desempeñó el cargo de Eliot Noyes Visiting Design Critic en el Otoño de 1993.

Entre 1957 y 1958 tuvo la oportunidad de colaborar con Walter Gropius en The Architects Collaborative (TAC). Eisenman, en 1967, fue fundador y, hasta 1982, director del Institute for Architecture and Urban Studies de Nueva York.

Peter Eisenman fue el líder de un grupo informal Five Architects-Los Cinco de Nueva York (con John Hejduk, Michael Graves, Charles Gwathmey y Richard Meier), que se puso a andar en 1975 y que desarrolló en los Estados Unidos, teórica y prácticamente, las teorías de las vanguardias europeas del campo del arte y la arquitectura.

En 1985, Eisenman recibió el Stone Lion (primer premio) en la Tercera Bienal Internacional de Venecia. Fue uno de los dos arquitectos elegidos para representar a Estados Unidos en la Quinta Exposición Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia de 1991. Sus proyectos han sido objeto de exposiciones en museos y galerías de todo el mundo. Ha recibido numerosos premios y distinciones, entre otros, el Guggenheim Fellowship, el Brunner Award de la Academia Americana de Artes y Letras, y una beca de la Fundación Nacional para el Fomento de las Artes.

Se le ha concedido, el National Honor Award del Instituto Americano de Arquitectos (AIA), por el Centro Wexner para la Universidad de Ohio en Columbus y por la Sede de la Koizumi Sangyo Corporation en Tokio. Su proyecto de Vivienda Social de Checkpoint Charlie, en Berlín, fue honrado por el Gobierno Alemán, que hizo figurar esta obra de Einseman en un Sello conmemorativo para celebrar el 750 aniversario de esta gran ciudad alemana y que destaca por su arquitectura, grandes proyectos, vida cultural y artística.

En el 2003, el arquitecto americano ha recibido el Premio Internacional FCG (Fundación Cristóbal Gabarrón) de Artes Plásticas 2003 por: Su amplia vocación teórica al servicio de la arquitectura relacionándola con otras disciplinas como la filosofía y las artes plásticas, y el carácter universal de su pensamiento y obra proyectados en Japón, Europa y Estados Unidos y que se han materializado en España en el proyecto de la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela.

Entre las últimas obras de Eisenman, están: un museo para el Instituto de Artes y Ciencias de State Island, en la terminal del ferry de Nueva York; un complejo en Mesa (Arizona) que aglutina un estadio de fútbol reconvertible en palacio de congresos, un hotel y un aparcamiento; el monumento al Holocausto en Berlín (que ha tenido gran repercusión internacional. La actriz Hanna Schygulla ha realizado un corto sobre este monumento); y un auditorio, en Brujas, Bélgica.

Eisenman y el Depor

Entre sus proyectos figura, también, el nuevo estadio de Riazor del Depor de La Coruña (que ya fue presentado al público) y que supondría una gran potenciación para dicha zona y un gran bien para La Coruña y Galicia por la repercusión mundial que tendría dicha obra y mucho más, aún, con motivo del Mundial de Fútbol de 2018 que puede celebrarse en España y elegir a La Coruña, por la gran trayectoria del Depor de Lendoiro (no tiene comparación en Europa e internacionalmente en sus 20 años de presidencia en los que ha situado a La Coruña y Galicia en primera división durante tantos años seguidos y ha contribuido a hacerlas mucho mas conocidas en el mundo, además de conseguir un importante palmarés) y un estadio como este al borde del mar, como una de sus sedes.

Si cuadra, por eso se ve atacada la Ciudad de la Cultura, es decir, por estar diseñada por el gran arquitecto de talla mundial Eisenman y que, mira tu por donde, ha proyectado también el nuevo estadio de Riazor para el Depor de Lendoiro. Sobre el cual (y su familia), un gran diario de La Coruña viene haciendo una muy lamentable y condenable cacería que ha sido rechazada masivamente por los accionistas del Depor pero también por muchos lectores de dicho medio y por muchos ciudadanos gallegos.

Es evidente que La Ciudad de La Cultura de Eisenman es buena para Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra, para toda Galicia, no va contra nadie y servirá para vertebrar mejor a Galicia, para potenciarla al mayor nivel. El problema es que algunos, de forma muy negativa, personalista y egocéntrica se creen que tienen derechos adquiridos y exclusivos, patente de corso y tratan de echar abajo, de deslegitimar, de desprestigiar con malas artes (que perjudican muy gravemente a los que las ordenan y hacen) grandes proyectos y que, bien hechos, son buenos para todos.

El trabajo de Eisenman ha sido recopilado en dos Monografías: Eisenman Architects y Peter Eisenman.

Dice Einsenman sobre su proyecto compostelano: Es hermoso que las calles salgan desde la catedral como los dedos de una mano o los riscos de una concha. Queríamos que esas fuesen las bases de esta Ciudad de la Cultura.

En definitiva, este Gran Complejo Arquitectónico, Urbanístico, Cultural, Artístico y Monumental, gestionado de forma honrada, con la máxima competencia y para competir mundialmente, le dará un gran prestigio a toda Galicia pero también a España y Europa porque debe de ser un gran, un buen proyecto gallego, español y europeo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Miguel Cancio

Miguel Cancio, profesor universitario durante 40 años y luchador infatigable por la libertad y la inteligencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído