Julia Navarro – Escaño Cero – El Desfile.


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Como tantos otros ciudadanos vi el desfile por televisión y sinceramente no me gustó. Creo que la puesta en escena televisiva no dio idea de consistencia, por decirlo claramente, el desfile resultó pobretón. No digo que no hubiera planos muy artísticos pero… no sé, faltaba algo.

Si, me dirán que participaron miles de hombres con no sé cuánto material, pero la verdad es que el material pareció poco, como si nuestros soldados no dispusieran de los últimos avances tecnológicos.

Naturalmente no puede ser así, es evidente que el nuestro es un Ejército que se ha modernizado, pero ya digo que lo visto por la tele no dio esa imagen de potencia que cabría esperar. A lo mejor es que quienes organizaron el desfile quisieron dar tanta imagen de austeridad, que se les olvido que precisamente el sentido de un desfile es enseñar a los ciudadanos el material del que disponen nuestras Fuerzas Armadas. Puede que en este desfile exhibieran el mismo material, o incluso más, que en ediciones pasadas, pero si fue así, no lo pareció.

No sé a ustedes, pero a mí el desfile me resulto tristón. Tampoco me gustó la tribuna donde estaban los Reyes y las autoridades. Parecía una estación de servicio de carretera donde se para a repostar gasolina.¿Por qué los Reyes y a su familia estaban en un lado, apartados de los políticos? ¿Dónde estaba la ministra de Defensa de la que no nos ofrecieron imágenes hasta el final?

En cuanto a los abucheos, bueno, parece que ya se ha convertido en costumbre que en los desfiles del 12 de octubre abucheen al presidente Zapatero, lo sorprendente es que también abuchearan a la vicepresidenta Fernández de la Vega.

Que hay sectores de la sociedad que son firmes opositores de Zapatero es una evidencia, de manera que tampoco hay que darle más importancia esos abucheos. Habría que saber quienes son los que profirieron los abucheos y su motivación real, aunque insisto, en una sociedad plural, lo normal es que el gobierno de turno tenga simpatizantes y adversarios.

Pero todo esto son impresiones personales, seguro que hay miles de ciudadanos encantados con el desfile, pero insisto que a mí me pareció menos brillante que en años pasados, como si se hubiera cubierto un trámite y poco más.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído