Pedro Calvo Hernando – El espectáculo nunca visto.


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

La política de este país está ofreciendo el espectáculo nunca visto. Un Gobierno esforzándose denodadamente, aunque se equivoque como todo el mundo, por paliar los efectos de la crisis económica y por acelerar el proceso que conduzca a este país al comienzo de la recuperación económica. Con algunos efectos positivos, como este nuevo aunque modesto retroceso de las cifras del paro, según los datos oficiales de este viernes. Un Gobierno dedicado de lleno y con intensidad al cumplimiento de su tarea y que ni siquiera pierde un minuto -tal vez equivocadamente- en defenderse de las intolerables acometidas del primer partido de la oposición, al no haberse querellado, por ejemplo, contra la secretaria general, Dolores Cospedal, por las presuntas y atroces calumnias del 6 de agosto, desde la playa, y siguientes, al acusar sin pruebas al Gobierno de pinchar los teléfonos de dirigentes del PP, y al no haber respondido todavía por los mismos caminos a las falsedades estentóreas de Camps, al acusarle éste de sus propios y presuntos delitos en la trama Gürtel.

Y un partido de la oposición absolutamente al margen de cualquier ayuda para echar una mano en la lucha contra la crisis, por lo que este país no tendrá nada que agradecerle y sí mucho que reprocharle, como ya detectan las nuevas encuestas electorales, que señalan la tendencia de nuevo favorable al PSOE. Un partido dedicado exclusivamente a negar sus responsabilidades en la corrupción masiva, a zancadillear el trabajo del Gobierno sin la suerte de paralizar los Presupuestos del Estado, gracias al apoyo de un par de grupos minoritarios, y a sus fratricidas guerras internas. Guerras que ahora se centran en la renovación del presidente de Caja Madrid y que pueden terminar con el despedazamiento de unos o de otros, o de todos. Un partido que no aporta nada y que perjudica mucho, que aspira a ganar la Moncloa sin más méritos propios que su posible éxito en desacreditar al Gobierno Zapatero por todos los medios imaginables, pero que -como he apuntado- es un objetivo cada vez más alejado de lo previsible.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído