José Cavero – La corrupción que no cesa.


MADRID, 28 (OTR/PRESS)

No hay día sin municipio presuntamente corrupto, desde hace un sinfín de meses. Casi se diría que es una constante indetenible -El Ejido ha sido uno de sus penúltimos eslabones, en esta cadena interminable- que sólo en ocasiones y por circunstancias peculiares vuelve a reclamar atenciones singulares. Es lo que está sucediendo en estas últimas horas con el foco de corrupción descubierto por la Guardia Civil y por orden del juez Garzón en la localidad barcelonesa de Santa Coloma de Gramanet, donde no solamente aparece presuntamente implicado el alcalde, del PSC, sino también dos destacadísimos personajes de la Convergencia i Unió de los tiempos de Jordi Pujol, lo que llegó a llamarse «sector negocios de Convergencia», Lluis Prenafeta, casi diez años secretario del president Pujol, y Maciá Alavedra, consejero de Governaciò y de Economía con el ya mencionado Jordi Pujol.

De ambos personajes pudo pensarse que había pasado a la vida privada y discreta cuando lo hizo el «molt honorable», pero parece que «no del todo». De hecho, su reaparición en escena, en este instante, provoca muchas dudas y sospechas… Lo cierto es que esas ocho personas detenidas ayer -el alcalde, los dos relevantes pujolistas, dos cargos municipales y tres empresarios de la construcción- han pasado la última noche en dependencias de la comandancia de la Guardia Civil, en Sant Andreu de la Barca (Barcelona), a la espera de que el viernes declaren ante Garzón. El último detenido en ingresar en la sede de la Guardia Civil fue el alcalde de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, que lo hizo poco antes de las dos de la madrugada, y de quien ya se sabe que su partido, el PSC, está decidido a expulsarlo con la mayor urgencia…

El registro policial de varias dependencias del consistorio se había iniciado sobre las diez de la mañana y se prolongó durante casi quince horas y la salida del alcalde se produjo poco antes de la una de la madrugada en medio de las protestas de un grupo de vecinos congregados ante la puerta, que al salir le increparon llamándole «ladrón, corrupto, y chorizo». Poco después de salir el alcalde, efectivos de la Guardia Civil salieron del edificio, que estaba rodeado por agentes del cuerpo, con varias cajas de documentación que se cargaron en una furgoneta.

De manera que hay una escasa novedad en las detenciones y sus causas. De nuevo nos topamos con los presuntos delitos de blanqueo de capitales, tráfico de influencias y cohecho. Parece que después de una investigación que comenzó ya hace nueve años, cuando empezaba a hablar del Caso BBV Privanza…

No parece, sin embargo, que «la cosa» vaya a terminar en Santa Coloma…, parece que el famoso juez de la Audiencia sigue investigando esa misma o parecidas tramas en otros municipios de Barcelona y no se descarta que haya nuevas detenciones e imputaciones. ¿Cuál es el crimen de esta ocasión? Se estima que esta trama de Santa Coloma llegó a obtener del orden de 20 millones de euros en una serie de operaciones inmobiliarias y se habla de un ex diputado del PSC, llamado Luis García, y ya expulsado del PSC hace más de quince años, que habría actuado como enlace entre los empresarios que pagaban y los concejales que recalificaban o cedían terrenos. Prenafeta y Maciá habrían sido meros comisionistas en estas operaciones fraudulentas…

No falta quien vea una reaparición de una nueva «Marbella 2», con personajes «de postín» y con amplia trayectoria, por lo menos, de sospechosos y «cobradores» en anteriores etapas de los gobiernos catalanes. Y de nuevo reaparecen ideas como «el oasis catalán», nada privado de corrupciones y corruptelas, y del famoso «tres por ciento» de comisión que en su día denunció en el Parlament autonómico el president Maragall, y que movió a Artur Mas a reclamarle que rectificara de manera inmediata…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído