Pedro Calvo Hernando – El segundo de las Azores.


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Una pequeña mirada al exterior nos avisa del siniestro asunto de la posibilidad de que Tony Blair sea elegido presidente de la Unión Europea, cuando se ratifique totalmente el nuevo tratado. Nuestro Gobierno debería trabajar decididamente para colaborar en la empresa de que tal atropello no se llegue a cometer. Se trata de un personaje que nunca demostró ni europeismo suficiente, ni dignidad bastante, ni el mínimo compromiso con los derechos humanos y la carta de las Naciones Unidas. Encuentro asombroso que su candidatura reciba tantos apoyos, por mucho que estos últimamente vayan disminuyendo. Estoy pensando sobre todo en su promoción y en su participación en la guerra de Irak, como uno de los protagonistas de la foto de las Azores. ¿Es que no es bastante que el número cuatro de la foto, Durao Barroso, haya sido elegido para la presidencia de la Comisión Europea? Qué pena que no podamos conocer la opinión al respecto de los padres fundadores de la idea de Europa.

El primer protagonista de Irak, George Bush, ya sabemos todos cómo ha terminado y cuál está siendo el juicio mundial sobre el mismo, sin tener que esperar al juicio de la Historia. También conocemos el nivel en que ha quedado el tercero de los de la foto de las Azores, José María Aznar, por mucho que se esfuerce en dar el número cambiado desde la presidencia de la FAES, nivel que ya se manifestó en los acontecimientos de 2003 y de 2004, como principio de una carrera inaudita en la que lo vemos empeñado. Me parecería un gravísimo traspiés histórico el supuesto de que Blair fuese elevado al rango más alto de la política europea. No me cabe en la cabeza y espero que tal posibilidad se vaya al garete, al menos para evitar semejante vergüenza a todos los que hemos sido europeístas desde que teníamos uso de razón. La violación de la legalidad internacional y de la carta de la ONU, el bombardeo y la invasión de Irak, con todos sus muertos y los centenares de miles de muertos y mutilados que han seguido y siguen, ¿no son razones suficientes para evitar el desatino de nombrar a Blair?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído