José Cavero – La recuperación económica coincidirá con las elecciones de 2012.


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Definitivamente, los presagios poco optimistas que se han venido haciendo sobre la evolución de la economía española parecen confirmarse en los nuevos datos proporcionados este martes por la Comisión Europea. Esencialmente, ponen de relieve tales datos que nuestra economía seguirá registrando números rojos hasta 2001, en su PIB, cuando empezará una modesta recuperación de un 1 por 100. También se coincide en que seguiremos perdiendo empleo, este año y el que viene. Se disparará, asimismo, el déficit público, hasta el 10 por 100 el año que viene, y la deuda, que alcanzará el 74 por 100 el año próximo.

La economía española se contraerá un 3,7% este año, frente a la previsión del Gobierno de «sólo» un 3,6 por 100, y experimentará una caída adicional del 0,8% en 2010, seguida de una «moderada recuperación» del 1% en 2011, año en el que el paro alcanzará el 20,5% de la población activa, según estas previsiones económicas publicadas por la Comisión Europea. La crisis en España será, por todo ello, más prolongada que en el resto de Estados miembros de la UE, debido a la lentitud del ajuste en el sector de la construcción.

Mientras que la UE y la eurozona -así como Francia, Alemania e Italia- ya han salido de la recesión, en España la vuelta al crecimiento positivo se retrasará todavía un año, hasta el tercer trimestre de 2010. Sólo Letonia, Lituania y Bulgaria tardarán tanto como España en recuperarse. La Comisión Europea calcula que la deuda pública repuntará hasta niveles desconocidos, sobre el 74% del PIB. La contracción de la actividad económica provocará que el paro en España siga aumentando hasta situarse en el 17,9% de la población activa este año, el 20% en 2010 y el 20,5% en 2011, la tasa más alta de toda la UE, que además duplica la media comunitaria. El déficit público se disparará hasta el 11,2% del PIB este año, y se mantendrá en torno al 10% en 2010 debido a la caída de los ingresos fiscales, al aumento de las prestaciones por desempleo y a las medidas anticrisis, mientras que la deuda aumentará del 39,7% en 2008 hasta el 74% en 2011. «Hay un riesgo de que se debilite la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas», ha resaltado el Ejecutivo comunitario.

La Comisión alerta, además, de que existen riesgos a la baja para estas previsiones. En particular, Bruselas destacó que «algunas de las recientes medidas fiscales anunciadas en la ley de presupuestos de 2010, como la eliminación de devoluciones fiscales (en referencia a los 400 euros) y los incrementos del IVA, pueden tener también un impacto negativo en el consumo privado». Además, «un incremento en los impagos de hipotecas podría poner en riesgo la corrección de las balanzas de los bancos muy expuestos al sector de la construcción, lo que podría tener un impacto negativo en la economía real».

En todo caso, confía el gobierno que el calendario de previsiones de la CE coincida con el calendario de las elecciones en España, y la mejora que podría empezar a comprobarse en los últimos meses de 2011 y ya con mayor plenitud en 2012, cooperen a crear la sensación de que los esfuerzos del gobierno tienen el fruto deseado, pese a la actitud pasiva y sólo crítica del principal partido de la oposición.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído