José Cavero – Zapatero volverá a ser candidato.


MADRID, 09 (OTR/PRESS)

Según relata hoy el diario Público, el ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, se mostró ayer convencido de que José Luis Rodríguez Zapatero será el próximo candidato socialista para las generales de 2012.El número dos del PSOE dio «por sentado» que el presidente del Gobierno va a presentarse por segunda vez a la reelección porque, en su opinión, «sigue representando un nuevo tiempo para España». Tras advertir del riesgo de que la actual situación de crisis económica debilite las opciones electorales del PSOE, Blanco manifestó su convencimiento de que su formación volverá a ganar los comicios, entre otras cosas, porque el principal partido de la oposición «ya da por hecho que las va a perder» porque, según dijo, ya «sólo hablan de 2016».

«La solución para el país no es volver a mirar para atrás, como hace el PP», señaló Blanco en una entrevista en la cadena Ser. El número dos de los socialistas echó también un capote envenenado al líder de la oposición: «Soy partidario de consolidar a Mariano Rajoy, pero la realidad es que muy pocos en su partido creen en él». Sostiene que en el PP se han marcado 2016 para llegar a la Moncloa. José Blanco calificó además de «lamentable» el «espectáculo» ofrecido por el PP en las últimas semanas en el «control político» de Caja Madrid y criticó que Rajoy planteara hace tiempo un cambio legislativo para que las cajas dependieran del Banco de España. «¿Dónde quedó esta propuesta, cuando desde Génova [sede del PP] Rajoy es el que señala quién debe dirigir esta entidad?», preguntó. Sobre la visita que efectuó el viernes, con el alcalde de Madrid y la presidenta autonómica a las obras de Cercanías en Madrid, el ministro de Fomentó indicó con cierta ironía que ejerció de «facilitador» del diálogo entre Aguirre y Gallardón «en una mañana en la que realmente hacía frío». «No hablamos de la situación del PP. Detecté un diálogo parco, pero en todo caso, un diálogo entre ellos», apostilló.

La especulación sobre quién será el candidato socialista en las siguientes elecciones generales, en 2012, es frecuente que reaparezca en los medios. Inicialmente se lanzó el nombre de Carme Chacón, ministra de defensa, como eventual sucesora de Zapatero para esa candidatura, pero las dificultades del momento, derivadas sobre todo de la crisis económica, parecen haber reducido las posibilidades de candidatos alternativos al propio Zapatero. También se ha mencionado el nombre del propio José Blanco, «el número dos» del partido, o de algún otro personaje de amplio conocimiento popular, como Pérez Rubalcaba… Pero una y otra vez, se llega a la conclusión a la que parece haber llegado José Blanco: nadie mejor que Zapatero para sucederse a sí mismo… Sobre todo, si se confía en que, para esas fechas de las elecciones generales siguientes, nuestro país estará saliendo ya de la crisis económica que ha reducido sensiblemente la valoración popular del actual inquilino de la Moncloa. Se confía en el PP en que esa salida de la crisis traiga consigo la recuperación de la popularidad del propio presidente, y paralelamente, el deterioro de la imagen de su adversario, Rajoy, a quien se critica que haya preferido mantenerse al margen de las soluciones y aportaciones para salir de la crisis. Ni él ni las Comunidades autónomas que gobiernan los «populares» parecen excesivamente comprometidas con soluciones a la crisis económica.

Y mientras tanto, las distintas instituciones internacionales que observan y controlan la salida de la crisis de los distintos países, son coincidentes en el relativo retraso que España registra en esta hora, con relación a muchos otros países, que ya observan y comprueban la salida de los tiempos de recesión o retracción de las cifras económicas particularmente el Producto Interior Bruto. Y todas coinciden en la razón de ese retraso: la crisis inmobiliaria produce esa más difícil «digestión» de los malos tiempos. Hoy los medios informativos proporcionan un dato esclarecedor sobre el particular: los grandes bancos se han quedado, como intermediarios y «vendedores» ocasionales, inmuebles que los constructores y promotores inmobiliarios no han sido capaces de vender de manera directa, por valor de 12.000 millones de euros. Entre todos los bancos, sobre todas se ha hecho cargo de la mayor parte de esos stocks el Banco Santander, con propiedades valoradas en más de cuatro mil millones, , seguidos por el Popular, BBVA, -un stock de pisos valorado en 1.094 millones de euros-, Banesto, Caja Madrid, Sabadell o La Caixa. Fruto de esos stocks, a su vez, es el hecho de que las promotoras constructoras no tengan ninguna prisa por volver a los anteriores niveles de construcción de nuevas viviendas, sino muy al contrario, que sus planes reflejen perfectamente esa retracción: Este año 2009 apenas se iniciarán 120.000 viviendas, la cifra más baja desde 1992, que viene a ser apenas un diez por ciento de las que se empezaron en 2006, uno de los años de mayor producción histórica del sector…

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído