José Cavero – Zapatero interviene.


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

En los últimos días, algunos observadores habían puesto de relieve la ausencia del presidente Zapatero en el muy concurrido caso Alakrana, en el que vienen jugando ministros como Chacón, Moratinos y Espinosa, así como la vicepresidenta De la Vega, incluso desde Buenos Aires. Finalmente, Zapatero apareció también en este asunto, y lo hizo desde Polonia, para hacer algunas consideraciones sobre los efectos que pudiera tener en los secuestradores el tumulto y la polémica suscitados entre familiares, opinión, medios informativos, jueces y ministros sobre cómo resolver el caso del pesquero apresado por piratas somalíes hace ya cuarenta días.

Zapatero aportaba la solución que parece que el Gobierno busca con la Audiencia Nacional y que consistiría en la firma de un acuerdo de extradición con Somalia, por cuya virtud los dos piratas retenidos en la cárcel de Soto pudieran ser trasladados para su enjuiciamiento en Mogadiscio, capital de un desestructurado país llamado Somalia. Esa es la fórmula que el presidente de la Audiencia, Angel Juanes, pudiera explicar hoy a los familiares de los pescadores secuestrados por los piratas a bordo del atunero. Hay algunas reticencias, como las que han expresado algunos jueces de la Audiencia, que no ven con buenos ojos la urgencia que ahora se reclama para resolver el caso, con la puesta en libertad de los dos piratas, su arresto domiciliario, el juicio ultrarápido y de conformidad para que los piratas pudieran ser expulsados posteriormente, o bien la mencionada cesión de jurisdicción a Somalia, para que pueda juzgarlos allí.

El juez Baltasar Garzón, por cuya iniciativa, precisamente, terminaron en Madrid los dos piratas capturados por la fragata española en las revueltas aguas del Indico tampoco ve con buenos ojos que estos dos piratas pudieran ser devueltos para ser juzgados en su país africano, y ha advertido sobre la posibilidad de que «alguien» tome la decisión cediendo a las presiones de los piratas. Garzón insiste en la necesidad de que no se claudique, atendiendo a las muchas presiones que se ejercen para resolver el problema con la mayor urgencia y muestra su confianza en que no haya jueces que se dejen presionar por ninguna circunstancia. «No deben hacerlo, tienen que actuar conforme a la legalidad, que permite muchas opciones», observa el más famoso de los jueces…

De momento, y hasta obtener la respuesta del presidente de la Audiencia, parecen acalladas las voces de los familiares de los pescadores del Alakrana, que en los días anteriores fueron decisivas para lograr la movilización general en busca de una solución aceptable y urgente. Del mismo modo, parece haberse acallado el «jaula de grillos» que había surgido en el seno del PP, donde todos los que tienen voz -Sáenz de Santamaría, Cospedal, Arenas, González Pons- habían reclamado una actuación urgente del Gobierno para resolver el conflicto. Unicamente los presidentes autonómicos Basagoiti y Feijoo habían roto los esquemas de tales portavoces, todos ellos sumamente críticos con lo que ha venido haciendo el Gobierno. Sólo los presidentes vasco y gallego indicaron la conveniencia de dar colaboración y apoyo al Gobierno en este asunto.

La noticia de que Zapatero ha conversado en varias ocasiones con Rajoy para hallar esa solución válida parece haber acallado a todos esos portavoces del PP, que han reconvertido sus críticas para expresar ahora apoyo y margen de confianza en el Gobierno de la Nación… Por lo menos, hasta que se acabe de resolver el asunto. Y ya más tarde se volverá a hacer el ajuste de cuentas que ahora parece pospuesto…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído