José Luis Gómez – A vueltas con España – Mariano se ve de presidente Rajoy


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

Mariano Rajoy se llevó a Barcelona el gran circo político de la Convención Nacional del Partido Popular, consciente de que el PP tiene un grave problema electoral en Cataluña, su gran asignatura pendiente. Lejos de radicalizar su discurso en clave españolista, Rajoy evitó aludir al recurso contra el Estatut, de modo que pueda encontrar alguna opción para ser en Cataluña la fuerza decisiva que es en el País Vasco, y que si no lo consigue, al menos deje de suscitar rechazo entre los catalanes. Los votos mandan.

El PP ya no precisa jalear más el anticatalanismo para conseguir apoyo en otras partes de España, lo que necesita ahora es no ser marginal en Cataluña, donde los socialistas siguen a años luz de los populares. En esa línea, en la convención también pasó inadvertido el recurso de inconstitucionalidad que ha presentado el PP contra la Ley de Educación de Cataluña, por considerar que no garantiza la libertad de elección del castellano y faculta a la Generalitat de Montilla para crear cuerpos docentes propios. En resumidas cuentas, que por una vez el PP quiso estar más cerca de la centralidad política catalana que de sus habituales ataques al Estatut y todo lo que éste lleva consigo.

Pero las intenciones tácticas de Mariano Rajoy pronto dejaron paso a los líos de siempre. El presidente del PP también aprovechó la gran cita de Barcelona para volver a amenazar a los que osen desacatar sus directrices y se encontró con que el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, dos de los principales díscolos, ni siquiera le escucharon, al marcharse de Barcelona antes de lo previsto. Camps se excusó por tener que estar en las pruebas de Fórmula 1 y Aguirre alegó la enfermedad grave de un familiar. No pasa nada. Y si pasa, tampoco pasa nada. Como dijo el propio Rajoy, aguantará «lo que le echen». Traducido: quiere llegar a la Moncloa como sea y al precio que sea, incluso a costa de hacer el ridículo políticamente hablando. La crisis le puede a la corrupción y por mucho que lo ninguneen los suyos y una encuesta del diario Público coloque a Gallardón como el mejor candidato posible del PP, Mariano se ve de presidente Rajoy.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído