José Cavero – Rosa Díez se sucede a sí misma


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

En los últimos tiempos habían surgido numerosas voces de discrepancia interna, y de desaprobación de la actuación de la líder de UPyD, Rosa Díez. Incluso surgieron voces que reclamaban una mayor democracia interna, y la sustitución clara de Rosa Díez, por entender que estaba deteriorando el clima interior y la estabilización del partido. Algunos de los que se unieron al proyecto en el primer momento, y particularmente Mikel Buesa, prefirieron abandonar esas siglas, por entender que Rosa Díez estaba estropeando el proyecto y viciándolo, con su protagonismo a ultranza. Sin embargo, Unión Progreso y Democracia (UPyD) no cambiará de rostro. Su diputada Rosa Díez, que ha ejercido el cargo de portavoz de forma interina estos dos años, seguirá haciéndolo durante los próximos cuatro, después de que este sábado fuera elegida por el 81% de los afiliados con derecho a voto que depositaron su papeleta electrónica. No es menos cierto que la abstención superó el 60%, pero Díez recibió el apoyo de 1.417 militantes, y su rival Valia Merino, representante del sector crítico, el de 332 (19%). Lo que deja bien a las claras que Rosa apenas tiene rival, y si lo tiene, no oscurece su propio liderazgo interno.

Este sábado finaliza el primer congreso de un partido que, casi recién llegado a la vida política del país, aspira a convertirse en tercera fuerza política. Así lo vienen indicando muchas encuestas, en las que aparece inmediatamente después de PP y PSOE, o apenas superado por IU. En el final de este primer Congreso de UPyD, no se cree que haya sorpresas en la dirección ni tampoco reparto de poder entre los dos sectores, porque la portavoz ha concurrido en lista cerrada con todo su equipo. Doce de los 21 miembros del nuevo Consejo de Dirección repiten; a ellos se suman, entre otros, el diputado vasco Gorka Maneiro y la ex dirigente de EB-IU Katy Gutiérrez. Díez seguirá siendo portavoz, no presidenta ni secretaria general, cargos que no existen en UPyD. Carlos Martínez Gorriarán mantiene la cartera de Programa y Acción Política; Juan Luis Fabo la de Organización. El filósofo Fernando Savater, muy comprometido con el partido, no tendrá cargos orgánicos como tampoco los tenía hasta ahora. Y hay una notable ausencia: la de Mikel Buesa, que fuera número dos y que en julio abandonó UPyD de un portazo. Valia Merino había dicho que el triunfo de su candidatura sería «una campanada como la del Alcorcón», el equipo de segunda que ganó al Real Madrid. Ni él ni el grupo de descontentos que lo propuso tienen serias discrepancias con la línea política de UPyD: lo que condenan son las formas «autoritarias» de Díez y su «divismo». La diputada se ha negado a responder durante el congreso a esas palabras porque «no son opiniones ni argumentos, sino insultos». Rosa Díaz, ex diputada y ex eurodiputada socialista, llega a pensar y a declarar que se ha convertido en «la gran enemiga de Zapatero y de Rajoy», por igual, y que ambas fuerzas quisieran que UPyD desapareciera cuanto antes. Pero no son esos precisamente sus propósitos, segura de sí misma y de sus posibilidades.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído