Julia Navarro – Escaño cero – Papel mojado.


MADRID, 21 (OTR/PRESS)

Pues si, éste martes se aprueban los Presupuestos Generales del Estado por una amplia mayoría lo que tiene la más de contentos al Presidente y a sus ministros. Y no es para menos. Esta legislatura se le han torcido a Zapatero, tiene abiertos todos los frentes, ha perdido popularidad, por criticarle incluso le critican ya sin complejos hasta desde la izquierda, peor aún así ha logra salvar el principal escollo parlamentario que es el de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Los partidos nacionalistas y los grupos de izquierda son los salvadores de Zapatero. Lo vienen siendo desde la legislatura anterior, naturalmente cada uno cobra lo suyo, no le aprueban nada gratis.

Lo cierto es que con la aprobación de los Presupuestos el Presidente puede esperar más tranquilo la llegada del próximo año en que a España le corresponde la responsabilidad de presidir la Unión Europea. En éste capitulo no va a encontrar demasiados escollos, la oposición sabe que precisamente en lo que no puede hacer oposición es en lo que se refiere a la gestión de la presidencia española de la Unión.

A Zapatero le pasa lo que a todos los presidentes, y es que en la segunda legislatura empiezan a tener contestación y desafectos en sus filas y entonces descubren la política internacional como vía de escape. Los presidentes se encuentran más cómodos arreglando el mundo mundial y charlando con sus colegas de otros países que teniendo que afrontar la realidad de la política de casa.

Pero volviendo al Parlamento, el PSOE tiene que hacer encaje de bolillos para conseguir que las minorías le ayuden a aprobar leyes, y hay que reconocer que hasta ahora está consiguiendo hacerlo, vamnos, que pese a las previsiones del PP, la legislatura no le resulta al presidente nada incomoda. Otra cosa, ya digo, es el precio a pagar, pero Zapatero en estos no es una excepción, desde la Transición aquí, todos los partidos que han gobernado en minoría han tenido que pagar un precio por el apoyo parlamentario de las minorías nacionalisas, lo hizo Suárez, lo hizo Aznar y lo hace Zapatero. González gobernó con mayoría absoluta la más de las veces, y como mucho necesito los votos de Coalición Canaria.

Pero no nos engañemos, se aprueban unos Presupuestos que no convencen a nadie, en los que ni siquiera creen los partidos que los votan .No ha habido portavoz que no haya dejado dicho en la tribuna del Congreso que éstos Presupuestos no sirven para abordar la crisis, de manera que nacen como papel mojado, como producto de un trámite imposible de evitar.

Lo peor es que hasta tienen razón quienes lo dicen que son los que los van a votar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído