José Cavero – Presupuestos, el día de la Lotería


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

No puede quejarse el partido socialista de que las cosas le hayan ido mal en la última temporada de actividad congresual: ha superado todas las votaciones y algunas de ellas con mayor ventaja de la inicialmente prevista, como sucedió con la ley de financiación autonómica, que apoyaron, por error, los nacionalistas catalanes. En esta temporada final, han sido también decisivos los apoyos del PNV, por ejemplo a la ley del aborto. Y ha salido airoso en las pruebas que el PP le pudo, por ejemplo, por el secuestro del pesquero Alakrana… Pero, en esta ocasión, en los presupuestos, bien puede decirse que el grupo socialista los ha sacado adelante «con nota alta», si tenemos en cuenta que el PSOE no ha perdido ninguna de las otras 800 votaciones a las que ha tenido que hacer frente en ambas cámaras, 400 en el Congreso y alrededor de 200 en el Senado. En fin, y resumiendo, que el Pleno del Congreso de los Diputados dio este martes, día del sorteo de Navidad, luz verde definitiva a los Presupuestos Generales del Estado para 2010, los primeros elaborados por Elena Salgado como vicepresidenta económica del Gobierno. Durante la tramitación, el PSOE aceptó más de 300 enmiendas, cien de ellas en el Senado, pactadas con todos los grupos de la oposición y valoradas en 467 millones de euros. A esta cantidad se suman otros 450 millones en créditos financieros para las concesionarias, acordados con PP y CiU.

En total, seis partidos votaron hoy con el PSOE en el Congreso en el último trámite parlamentario de los Presupuestos, pese a considerar que no son adecuados para salir de la crisis y que no sirven para reactivar la economía. El PSOE pudo exhibir músculo parlamentario en el casillero de votaciones, pero no pudo evitar las críticas. Recordemos: PNV y Coalición Canaria ya apoyaron las cuentas desde el primer trámite y ahora se han incorporado ERC, ICV, Izquierda Unida, BNG y UPN. Otro bloque de votación servirá para rechazar, con PNV y CC, las enmiendas de CiU que fueron aprobadas por error de senadores del PSOE. En concreto, ERC pactó en el Senado enmiendas por valor de 22,5 millones de euros. Joan Ridao asegura que apoyan esas enmiendas acordadas «sólo para evitar al Gobierno el correctivo del veto», pero afirma que no son sus Presupuestos. «Estos Presupuestos frenan la recuperación, no dan un apoyo decidido a la economía productiva y son poco sociales y austeros», asegura Ridao. ERC intentó un acuerdo con el PSOE en el trámite inicial de totalidad, pero no lo logró al condicionarlo a un pacto para que la gestión compartida del aeropuerto de El Prat cediera la capacidad de decisión a la Generalitat. Por su parte, el diputado de ICV, Joan Herrera, también se opuso a los Presupuestos en el primer trámite en el Congreso y hoy votó con el PSOE por el acuerdo suscrito en el Senado. Herrera advierte que, en ningún caso, puede entenderse que apoye el conjunto de las cuentas. Herrera mantiene su objeción a la ausencia de medidas de la llamada fiscalidad verde y de progresividad en los impuestos, tal y como exigió en el inicio de la tramitación. Su voto, como el de Gaspar Llamazares (IU), tampoco presupone apoyo a normas como la Ley de Economía Sostenible. Francisco Jorquera (BNG) asegura que si hubiera una votación global, rechazaría los Presupuestos como hizo en el primer trámite. Los dos diputados del BNG votaron, sin embargo, con el PSOE las enmiendas del Senado tras haber pactado siete millones de euros de inversiones para Galicia, sumados a los 30 ya acordados en el Congreso.

Se trata, en todo caso, de la primera vez en tres años en la que los socialistas lograron superar en la Cámara Alta la amenaza de veto a las cuentas gracias a acuerdos de última hora alcanzados con ERC, ICV y BNG, lo que permitió introducir más de centenar de enmiendas a las cuentas del Ejecutivo, con un importe global de 47 millones de euros. Bien es cierto que un error de dos senadores socialistas en la votación propició que se introdujeran, además, otras 13 enmiendas de CiU a las cuentas de los Ministerios de Industria y Trabajo, por un valor de 254 millones de euros. Sin embargo, desde el PSOE han considerado el error como «natural» . Durante el trámite inicial en el Congreso, el PSOE llegó a un acuerdo con los grupos de la izquierda parlamentaria -ERC, IU, ICV y BNG- para la reforma de la llamada Ley Beckham, que regula la tributación por IRPF de los futbolistas extranjeros, así como para el mantenimiento de la deducción a los 400 euros para las rentas bajas y la renovación del Plan 2000E en 2010, con una dotación de 100 millones. En total, los Presupuestos salieron del Congreso tras pactar más de 200 modificaciones con PP, CiU, ERC, IU-ICV, BNG, Na-Bai y UPN valoradas en más de 220 millones de euros, que se suman a los 200 millones que pactaron con el PNV (145 millones) y Coalición Canaria (55 millones) para salvar el trámite de las enmiendas de totalidad. Además, el trámite en la Cámara Bajas sirvió para que PSOE, PP y CiU cerraran un acuerdo para auxiliar a las concesionarias de obra pública. De este modo se logró desbloquear el «Plan Renove» de autopistas de nueva generación mediante prestamos participativos de 250 millones de euros para hacer frente al sobrecoste de las obras. A esta cantidad se suman otros 200 millones en préstamos para que el Estado garantice la sostenibilidad financiera de las concesionarias de autopistas de peajes, asumiendo el riesgo asociado a las expropiaciones de terrenos en los contratos de construcción de autopistas de peaje. Aunque el monto de estas dos actuaciones suma un total de 450 millones de euros para 2010, no tienen impacto presupuestario directo en el gasto no financiero, ya que estos créditos serán financiados a través de deuda pública.

JOSE CAVERO

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído