José Cavero – Díaz Ferrán, en la picota.


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

Las tribulaciones de las sociedades de Gerardo Díaz Ferrán, y en particular de Air Comet, viene reclamando atenciones amplias desde hace muchas semanas, incluso meses. La deuda acumulada con los trabajadores y con la Seguridad Social ha llegado un momento en que ha terminado por paralizar la compañía, después de haberse anunciado su venta a otro grupo extranjero.

Finalmente, en los medios de las últimas horas se habla ya abiertamente de bancarrota, con el agravante de unos cuantos miles de viajeros que se han quedado con billete y sin compañía transportadora que los lleve a su destino, en muchos casos al otro lado del Océano. Se calcula que la bancarrota de Air Comet ha dejado «colgados» a 640 trabajadores y a unos siete mil viajeros que debían volar estas Navidades para estar con sus familias. Aunque las agencias de viajes elevan la cifra de afectados a unos 70.000… La gravedad de la situación ha movido al Ministerio de Fomento a retirar la licencia de vuelo a la compañía, a causa de la situación de insolvencia que atraviesa, y por los eventuales problemas de seguridad que pudieran derivarse.

Ha sucedido esta decisión de Fomento después de que un juez británico ordenase el embargo de los aviones para pagar la deuda contraída con un banco, de 17 millones, y después de que la aerolínea cancelase todos sus vuelos. Fomento, al mismo tiempo, ha abierto un expediente sancionador a la compañía que pudiera significarle una multa de cuatro millones y medio de euros. Y mientras tanto, la Agencia española de Seguridad Aérea trata de reubicar a los pasajeros que se han quedado con billete y sin aerolínea que los conduzca a su destino ya pagado. Dicha Agencia aérea actúa ahora de forma «subsidiaria» para reubicar a los pasajeros que se han quedado atrapados estos días, con billete hasta el 26 de diciembre. Fomento había intermediado hace unos días con banco acreedor para lograr una moratoria del embargo, de forma que la compañía acabase el 12 de enero sus operaciones de forma ordenada, pasada la campaña de Navidad, y con la condición de que dejase de vender billetes.

Pero, una vez logrado este acuerdo, según fuentes conocedoras de la negociación, Comet, que vendió billetes hasta el viernes, alegó que no tenía combustible para volar. Con este escenario, Fomento se eximió de su mediación, el tribunal británico embargó la flota y estallaron las protestas de trabajadores y viajeros en el aeropuerto de Barajas. Entre los afectados, figuran las selecciones de fútbol de Ecuador y Perú que visitaban España para un torneo. El ministro de Fomento, José Blanco, afirmó que tras los vuelos de urgencia se harán las correspondientes reclamaciones a los responsables de la compaía: «No tiene que pagar el conjunto de los españoles la gestión de Air Comet», ha explicado Blanco.

Se piensa que, sin embargo, no será fácil cobrar, porque la compañía presentará el concurso de acreedores con una deuda de 100 millones en el plazo aproximado de un mes. Sus 640 trabajadores, que llevan seis meses sin cobrar, dudan también de la indemnización por el expediente de regulación (ERE) que la compañía presentará hoy para despedirles.

Con ese panorama, no es de extrañar que se ponga en duda la «honorabilidad» y la «capacidad» de Díaz Ferrán para seguir desempeñando el cargo de presidente de la patronal CEOE que desarrolla. El mismo se anticipó hace unos días con u a oferta de abandonar el cargo, pero sus compañeros de dirección de CEOE se negaron a darla por buena. Parece evidente que un empresario con deudas a la Seguridad Social, a un banco y a sus propios trabajadores es escasamente modélico. Díaz Ferrán se distinguió por criticar la política anticrisis de Zapatero, y por alinearse con las posiciones críticas del PP contra el Gobierno socialista. Incluso los micrófonos le jugaron la mala pasada de revlar sus secretos: su admiración por Esperanza Aguirre y su escasa «afición» a Zapatero. Y dejó abierta la duda de si era personaje adecuado para, por ejemplo, negociar con los sndicatos en la mesa del diàlogo social…

Así las cosas, se ha destacado que parte del premio Gordo de la lotería recayó ayer en un grupo del trabajadores de las agencias de viajes del grupo Marsans del que forma parte Air Comet.. Pero la bancarrota de Air Comet, la compañía del grupo Marsans y del presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, no podrá resolverse con esa buena fortuna de unos cuantos de sus trabajadores…

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído