Fermín Bocos – Desnudos en el aeropuerto.


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

Dice el ministro de Fomento que al igual que sucede ya en los EE.UU. también en los aeropuertos españoles habrá que instalar escáneres para desnudar virtualmente a los pasajeros. Tendríamos que haberlo sospechado desde el mismo momento en el que preguntado horas después por este asunto, el presidente del Gobierno respondió que hay que esperar a ver qué dicen el resto de países de la UE. a eso se llama tener las cosas claras. Blanco hablaba en Washington y Zapatero desde Viena. El asunto apareja mucha polémica.

A raíz del caso del nigeriano que intentó explotar un avión con destino a Detroit -un episodio en el que fallaron estrepitosamente las agencias de Inteligencia de los EE.UU- se habló de los escáneres como panacea para evitar hechos similares pero también se alzaron voces criticando este sistema de vigilancia. Le he oído decir a Gregorio Peces Barba que el uso de estos aparatos vulneraría derechos protegidos por la Constitución. Y los portavoces de azafatas y pilotos -profesionales que a diario pasan y repasan los controles de los aeropuertos- han expresado sus temores ante un sistema que les expondría todos los días a las radiaciones de los Rayos X.

Fastidiar a millones y millones de viajeros de todo el mundo no es solución para la amenaza que plantea el terrorismo. El trabajo de campo paciente, la infiltración en las células terroristas, compartir y cruzar datos sobre las actividades de estas organizaciones sí es el camino para abortar intentos como el del fanático que volaba hacia Detroit. Me sorprende que un político como José Blanco, que tiene acreditada fama de prudencia, se haya apuntado, sin más, a la visión norteamericana del problema. Lo de Zapatero es otra cosa: mañana puede decir lo contrario de lo que dijo ayer en Viena.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído