Consuelo Sánchez-Vicente – Ni racismo, ni xenofobia


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Hay algo muy sucio en la utilización partidista de pasiones como la que remueve las aguas de Vic, lo del padrón y los sin papeles. No se como llamarlo, no estoy segura de que el término correcto sea xenofobia aunque en nuestra galería de clichés de andar por casa ese sea en el que mejor puede encajar. Ha bastado que a la decisión del ayuntamiento «socialista» de esta localidad barcelonesa de excluir a los inmigrantes sin papeles del censo con la excusa para mí sostenible de que según la ley deben venir con ellos le salga un símil en el ayuntamiento «popular» de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz: que exige un número mínimo de metros cuadrados por «empadronable» con la excusa para mí también sostenible de evitar los «pisos patera», para que el PP baje el tono de sus críticas de racismo al PSOE y el PSOE suba el diapasón.

Cuando los populares creían que solo los socialistas y sus socios eran los «pecadores», gran rasgado de vestiduras, que si eso es racismo, que si es xenofobia… Cuando los socialistas, antes cohibidos, han visto que también los populares cocían habas parecidas, grandes voces. Las mismas grandes voces. Hoy por ti y mañana por mi, que se dice. Lo que hace el Ayuntamiento de Torrejón se hace en «muchos municipios de España, que todo aquel que se empadrone, con independencia de si son de nacionalidad española o de origen extranjero, lo haga en una vivienda con unas condiciones mínimas de habitabilidad, un número mínimo de metros cuadrados», afirma el consejero «popular» de ramo. Y tiene razón.

Cualquiera que haya echado un vistazo por las rejas de alguno de las infraviviendas donde se hacinan muchos inmigrantes en España tiene que concluir que exigir uno metros cuadrados por persona es razonable, señores del PSOE. Así que menos demagogia. ¿Pero puede alguien considerar irracional, o racista, o xenófobo, señores del PP, que los ediles de un pueblo como Vic, con el 25 por ciento de su población formado por inmigrantes que con la crisis encabezan todas las listas de necesidades vecinales, pida «papeles» a quienes sigue llegando, por ejemplo para que conseguir un alquiler barato, o una ayuda escolar o plaza en la residencia, no se convierta en un imposible de por vida para los «naturales» del lugar solo porque tienen menos «puntos» que los inmigrantes sin papales como «pobres»? Menos demagogia también, por favor, señores del PP, que estas pasiones las enciende el diablo. Y a buscar soluciones, los dos, que por eso les pagan: para los pobres que vienen de fuera y para los menos pobres de aquí.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído