Pedro Calvo Hernando – PP, el partido inconsecuente


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

Con las nucleares y sus cementerios me ocurre que estoy en contra del principio de la energía nuclear, por lo que no me siento en la obligación de aventurar soluciones ni de buscar o aceptar enfrentamientos. Creo que aceptar todo eso es como aceptar potenciales Chernobils grandes o pequeños y hasta ahí no estoy dispuesto a llegar.

Otra cosa es entrar en el debate de los demás, que eso sí me parece factible. Si hay quienes aceptan las centrales y la utilización de la energía nuclear, habrá que exigirles que sean en todo momento consecuentes con ello y que no asistamos al espectáculo de, por ejemplo, ser partidarios de las nucleares en todas partes excepto en el pequeño municipio guadalajareño de Yebra, como nos está atormentando el PP. Oiga usted, si es usted partidario de las nucleares, tendrá que aceptar que los residuos se depositen en alguna parte, a no ser que piense que se los debe tragar Zapatero, como se colige de la depurada dialéctica del PP. Por eso es un despropósito amenazar a los ediles peperos de ese pueblo.

Pasarse la vida en campaña electoral es lo peor que le puede suceder a cualquier partido, ya que entonces jamás utilizará la racionalidad en sus propuestas o en sus aceptaciones, sino que todo lo supeditará a si sus posiciones le favorecerán o no en las elecciones. Y por ese camino, el destino es decepcionante y sometido siempre a la eventualidad de que el cuerpo electoral comience a inclinarse hacia donde antes no se inclinaba.

Este debate nuclear se suma y se solapa con el inmigratorio y vemos cómo el mismo partido utiliza la misma estrategia, si se le puede calificar así. Porque ese partido defiende una cosa y su contraria al mismo tiempo, ya que se opone a las decisiones del Ayuntamiento de Vic, porque allí ni siquiera está representado, y aplaude las de Torrejón de Ardoz, porque allí gobierna con mayoría absoluta. Estas contradicciones producen vergüenza ajena e incluso propia, como sucede ya don no pocos personajes del PP, siendo el más notable el del alcalde de Madrid, que ha tildado de ilegal el comportamiento de Torrejón.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído